La gran actuación de Kepa mete al Chelsea en la final de la Europa League

Una de las paradas de Kepa./REUTERS
Una de las paradas de Kepa. / REUTERS

El exportero del Athletic detuvo dos penas máximas en la tanda de penaltis ante el Eintracht de Fráncfort

Bruno Vergara
BRUNO VERGARA

Fue el héroe, la estrella, la figura determinante que permitió al Chelsea obtener el billete para la final de la Europa League. ¿Su nombre? ¿Hazard, Giroud, Higuain...? No, Kepa Arrizabalaga. ¿Su mérito? Una actuación brillante en la tanda de penaltis ante el Eintracht de Fráncfort. Dos penas máximas detenidas que le vuelven a colocar en las portadas, por motivos muy diferentes a la final de la Copa de la Liga, allá por febrero, cuando se negó a ser sustituido por Willy Caballero. Aquella tanda de penaltis ante el Manchester City en Wembley salió cruz, ayer la moneda cayó por el lado de la cara. Son las cosas del fútbol. Momentos puntuales que cambian la vida de los futbolistas. Le ha pasado a Fernando Llorente en el Tottenham, ahora también al exportero del Athletic.

Tras sus decisivas intervenciones, el guardameta de Ondarroa, el portero más caro de la historia, fue felicitado por todos sus compañeros, que festejaron con él la clasificación. Ante los medios, el vizcaíno se refirió a su gran papel bajo los palos. «Los penaltis son suerte. Hoy ganamos y en la final de la Copa de la Liga perdimos, pero esto es fútbol», apuntó, recordando a su vez aquel desafortunado episodio. «Wembley es pasado y he aprendido de ello. Dije que lo sentía, pero siempre hay que mirar hacia adelante y estamos felices de estar en la final», declaró el segundo cancerbero de la Selección Española.

Otro lanzamiento detenido por el exportero del Athletic.
Otro lanzamiento detenido por el exportero del Athletic.

El Chelsea, favorito a priori ante el Eintracht de Fráncfort, arrancó bien la vuelta de las semifinales. El 1-1 de la ida hacía ser optimistas a los de Sarri de cara al encuentro de Stamford Bridge. Los 'blues' se adelantaron en el marcador en el minuto 28 por medio de Ruben Loftus-Cheek, pero vieron cómo el conjunto alemán les empató en el 49' gracias a Luka Jovic, jugador pretendido por el Real Madrid y que sumó su décima diana en la competición. Con ese 1-1 se llegó a la prórroga, donde el marcador no se volvió a mover. Ya en la fatídica tanda de penaltis surgió la figura de Kepa. Sus dos paradas hicieron olvidar el error de César Azpilicueta desde los once metros. 4-3 y a la final.

El Chelsea tendrá la oportunidad de volver a levantar un trofeo que ya ganó en 2013, entonces bajo el mando de Rafa Benítez. El equipo londinense aspirará a un sexto título europeo, ya que además conquistó la Liga de Campeones en 2012, la Supercopa de Europa en 1998 y la desaparecida Recopa en 1971 y 1998.

Kepa es felicitado por sus compañeros.
Kepa es felicitado por sus compañeros. / REUTERS