El vizcaíno que triunfa en la Liga de Hong Kong: «Me ha salido todo redondo»

El vizcaíno que triunfa en la Liga de Hong Kong: «Me ha salido todo redondo»

El futbolista de Mundaka Marcos Gondra se convirtió con 11 goles en el pichichi de todos los mediocentros

JAVIER BELTRÁN

Marcos Gondra llegó de vuelta desde Mundaka hace una semana a Hong Kong, y ya se está entrenando todos los días en doble sesión bajo un intenso bochorno, compaginándolo con sus tareas familiares de padre de dos hijos pequeños. «Casi no tengo tiempo de nada», comenta reservando para EL CORREO un hueco que le permite su apretada agenda, ahora en las filas del Pegasus, uno de los clubes más potentes de esta región administrativa especial de la República Popular China. Este trotamundos del fútbol ha jugado en categorías inferiores de Italia (Isola Capo Rizzuto), de Noruega (Moss y Raufoss) y de Suecia (Syrianska FC) antes de la aventura de Asia, donde se codea en la élite de la Premier League de Hong Kong.

El año pasado, Marcos Gondra cuajó una excelente campaña en el Dreams Sports de Hong Kong, le llamaron varios equipos y se decantó por no abandonar su seno y recalar en el Pegasus FC, que fue el club «que más interés puso. Premié a los que fueron los que más insistieron y los que primero me llamaron», relata el volante vizcaíno, que en Euskadi jugase en Alavés B, Amurrio, Balmaseda, Santurtzi y Portugalete. «Estoy muy contento porque es un buen equipo. Hace un par de años ganaron dos Copas, el presidente es muy conocido aquí», desliza. Apunta que, aunque «un poco lejos de casa», ha firmado por dos cursos más en Hong Kong.

Lo más difícil, comenta Gondra, estriba en, aparte de la distancia de España, «el calor, la humedad, a veces es imposible correr, no puedes respirar», subraya, aunque añade resignado que «te acostumbras a todo eso. Es un sitio que no es China, China, porque fue colonia inglesa y casi todo el mundo habla inglés. No tienes dificultad de integrarte, hay muchas empresas de todo el mundo que tienen aquí sus sedes y muchos extranjeros». Gondra lo resume de manera gráfica: «Hay mucha gente, dos veces Bizkaia, pero con 8 millones de personas, es una pasada», narra el centrocampista.

«Se está a gusto y por eso firmé dos años», insiste Gondra, que intenta alargar todo lo posible su carrera de jornalero universal del balón: «Ya tengo 32 años y sigo disfrutando del fútbol como si tuviera 20 años», apunta el centrocampista. Cuando se enroló en el fútbol de Noruega intuyó que sería su destino definitivo: «Fui con la idea de asentarme porque es un país que me gusta mucho y trabajar en algo, pero me salió la posibilidad de Asia, y como me gustan los diferentes países y diferentes tipos de fútbol, me aventuré». No le pudo salir mejor este volantazo inesperado en su inquieta carrera: «En el fútbol te la juegas o no y me salió un año redondo, jugando todo de mediocentro organizador».

Gondra en la gala de premios.
Gondra en la gala de premios.

La Liga de Hong Kong casi le encumbra en su gala fin de temporada por sus notables números. Allí acudió trajeado: 11 goles, de todos los mediocentros de la competición se convirtió en el pichichi, estuvo nominado para el Once Ideal de la Liga y con dos goles nominados para el distintivo de Gol del Año: «Aunque no salió nada porque los locales, como va por votación popular, suelen elegir a los chinos, que ganaron, pero fue una experiencia bonita», subraya Marcos, muy conocido ya por aquellos lares. De nuevo instalado en el cotizado suelo de Hong Kong, avisa: «Intentaré disfrutar y que salga otro año bueno», sentencia.