Al fútbol también se juega en euskera

Jaime Elías, Cristian Arean, Igor Muniategi y Gorka Lozano, de izquierda a derecha, son los impulsores del HamabiFK./Mireya López
Jaime Elías, Cristian Arean, Igor Muniategi y Gorka Lozano, de izquierda a derecha, son los impulsores del HamabiFK. / Mireya López

Tres abogados y un ingeniero impulsan el Hamabi FK, con equipos de chicos y chicas que emplearán la lengua vasca como «forma natural de comunicarse»

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

La idea parte de un amigo hace unos meses. «¿Y si creamos un equipo de fútbol?». Ellos cogieron el guante y quisieron ir un poco más allá. Perfeccionaron el plan. Son cuatro personas, tres abogados y un ingeniero, que respiran, hablan y sienten en euskera cada día. Por eso, el club, que contará con un bloque masculino y otro femenino, ambos de categoría senior, seguirá ese mismo patrón: tendrá el idioma vasco como signo distintivo, desde los estatutos hasta las notificaciones que realicen a los diferentes estamentos del fútbol vizcaíno. «La forma natural de comunicarse va a ser el euskera. Esa va a ser la lengua de trabajo», comparten Jaime Elías, Igor Muniategi, Cristian Arean y el ingeniero Gorka Lozano, fundadores del Hamabi FK (doce, en castellano), pionero en el territorio histórico. «Es algo novedoso», coinciden con una sonrisa de orgullo.

Sentados en una mesa de la cafetería del estadio de San Mamés, desgranan un proyecto que esperan se haga realidad en la temporada 2019-20. Ya han dado el primer paso: acudir al registro del Gobierno vasco para conocer si el nombre está libre, sin uso. La respuesta recibida, afirmativa. Adelante. «Y ahora estamos en la fase de redacción de Estatutos, que serán en euskera». Tienen tiempo para confeccionarlos: hasta finales de mayo, principios de junio, no se abre el plazo para la inscripción de nuevas escuadras en la Federación Vizcaína.

De momento, han echado cuentas y estiman que precisan alrededor de 11.000 euros. «Esa es una cantidad realista», describe Lozano. «Pero creemos que no debe haber problema -tercia Elías- siempre y cuando tengamos un sitio para jugar. Primero, debemos contar con un campo y, después, mirar el dinero». Por eso, ya han contactado con varios municipios del territorio histórico. Les han enviado el plan por escrito y han recibido con los brazos abiertos la posibilidad de acoger un club singular; integrador, por el idioma a emplear y por el hecho de contar con sección para ambos sexos. «Han sido bastante receptivos. Y eso nos da ánimos para seguir adelante. Si nos hubiéramos encontrado con negativas... ¡Uf! Pero nos dicen sí al euskera, sí a las mujeres... Les ha gustado que sea un proyecto de este tipo», señalan, sin querer desvelar los nombres de esos Ayuntamientos que desean ser sede del Hamabi FK.

«Tinte social»

Un nombre que no se ha escogido al azar. Lo explica Muniategi. «Haimaika (once) en euskera tiene el significado de mucho, variado, plural. Y en el fútbol remite a los personas que van a jugar un partido. Pues bien, con esa denominación nosotros queríamos trasladar que somos un poco más que ese hamaika. Entendemos que es un proyecto de tinte social». Y es que, con esta forma de entender su club, anhelan que el conocimiento de la lengua vasca no se quede solo en el imaginario, en la mente de los integrantes. «Creemos que el sistema educativo -expone Elías, entrenador en Lauro Ikastola igual que Arean- si algo ha conseguido es que la inmensa mayoría de los alumnos tenga el dominio de los dos idiomas cooficiales. Pero queremos que del conocimiento se pase al uso, que requiere un poco más».

Y ahí entra la pelota. «El fútbol es el mejor vehículo para la visualización del euskera», señala Muniategi. Portan las chapas de la campaña 'Ahoz Bizi' de 'Euskaraldia' y del Txantxangorri, el petirrojo que simboliza al idioma.

Sobre los equipos, ya tienen detalles avanzados. Por un lado, los entrenadores. Serán Elías, del equipo masculino, y Arean, del femenino. «Queremos tener entre 20 y 22 jugadores en cada escuadra. El máximo son 24», calculan. «Y, desde el principio, -indica Arean de forma rotunda-, hemos concebido ambos grupos. Chicos y chicas. Hamabi FK no se concibe sin los dos. Queremos ser inclusivos lingüisticamente, pero también en cuanto al sexo. El deporte femenino, hoy en día, es un deporte en alza. Cada vez se ven a más mujeres jugando al fútbol. Los entrenamientos, además, queremos que sean con la mayor normalidad. Sin distinciones. Que todos tengan el mismo material... Eso sí, habrá ejercicios orientados para cada sexo».

Estímulo y aliciente

Y no solo quieren influir en el césped, en sus futbolistas. Esperan ir más allá. «Vamos a jugar en un campo de fútbol, donde hay más equipos, más jugadores, donde acude mucha gente los fines de semana... Y sobre todo, esa gente, que en su día a día quizá no tiene la oportunidad de vivir en euskera, por el mero hecho de oír a otras personas comunicándose en este idioma, encuentre un estímulo, un aliciente», subraya Arean, una de las cabezas visibles del Hamabi FK. «Nuestro deseo es que el euskera les sirva para poder expresarse, para mostrar enfado, rabia, amor, alegría... Vibrar, saltar... ¡Lo haremos todo en euskera!», sentencian.

Hamabi FK

Los creadores
. Jaime Elías, Igor Muniategi, Cristian Arean, abogados, y el ingeniero Gorka Lozano.
¿Cuándo?
El objetivo es empezar a competir la próxima temporada. Se tendrán que inscribir en la Federación Vizcaína de Fútbol desde junio.
Contacto
. Los y las futbolistas que quieran participar en este proyecto pueden enviar un correo electrónico a hamabiFK@gmail.com. También cualquier persona que esté interesado en colaborar con los equipos masculino y femenino.
 

Fotos

Vídeos