Rubiales desvela que la UEFA se planteó quitar a Bilbao la sede de la Eurocopa

Luis Rubiales./Efe
Luis Rubiales. / Efe

El presidente de la Federación Española dice que se debió a un problema de los anteriores gestores del organismo, pero que la villa acogerá el torneo de 2020

R. ERRASTI | JUANMA MALLO

Luis Rubiales, nuevo presidente de la Federación Española de Fútbol, ha desvelado este martes que la UEFA se llegó a plantear quitar a Bilbao la organización de cuatro partidos de la Eurocopa de 2020 por un problema del organismo que rige este deporte en España. Sin embargo, como ya publicó EL CORREO el domingo, San Mamés acogerá estos duelos en junio de dentro de dos años, debido a que el dirigente pretende crear en los próximos días el grupo de trabajo que debía haber constituido la FEF tiempo atrás. «Tenemos un problema porque durante los últimos ocho meses desde UEFA se instaba a la Federación a dar confirmación de que los tres partidos de Bilbao se podían jugar (en realidad son cuatro, tres de la fase de grupos y uno de octavos). No se contestaba y UEFA se planteaba quitar Bilbao como sede. Ahora vamos a intentar que eso no sea así«, ha expresado el exfutbolista.

No obstante, se trata de un contratiempo exclusivo de la entidad federativa, nada tiene que ver con la ciudad. Y es que el arresto y destitución de Ángel María Villar, en julio de 2017, y el periodo de interinidad vivido en este órgano hasta la elección como máximo responsable de Rubiales hace 15 días –ganó a José Luis Larrea– han provocado un parón que ha frenado diversos asuntos en el balompié español, entre ellos los aspectos que guardan relación con el hecho de que el país acoja varios partidos de este torneo y al trabajo de la Federación este sentido. Sin embargo, las fuentes municipales consultadas por este periódico el pasado domingo, mostraron su total tranquilidad y confianza: Bilbao y San Mamés serán una de las casas de la Euro'20, como ha refrendado el dirigente. De hecho, el Ayuntamiento, con el alcalde Juan Mari Aburto a la cabeza, ha creado diversos grupos de trabajo y mantiene una fluida relación con la UEFA, asociación rectora del fútbol en Europa.

Desde 2014, cuando se desveló que Bilbao acogerá tres partidos de la fase de grupos y uno de octavos (15, 20, 24 y 28 de junio), la ciudad como sede con el Consistorio a la cabeza, junto a la Diputación de Bizkaia, el Gobierno vasco y la UEFA, ha cumplido con los plazos previstos y, por ejemplo, en diciembre de 2016, se desveló que el Puente de San Antón sería el icono que aparecería en el logo de la villa. Por ese lado, no existe ningún contratiempo y, a falta de poco más de dos años para que el balón ruede por el césped de La Catedral, ya se han recorrido todos los tramos posibles hasta el momento. De hecho, las recientes finales continentales de rugby han servido para adquirir experiencia organizativa y pulir diversos aspectos. Y algunas cosas experimentadas, como el dispositivo de seguridad y el transporte por la villa, han valido para dotar de una mayor experiencia y capacidad organizativa a la ciudad.

Cronograma cumplido

El problema, por tanto, surge exclusivamente en la Federación Española y ese periodo de interinidad que nació hace menos de doce meses con la 'operación Soule' y la detención de Villar, en libertad doce días después de entrar en la prisión madrileña de Soto del Real tras el pago de una fianza de 300.000 euros. No obstante, que este ente no haya hecho hasta el momento sus deberes no va a tener consecuencias para Bilbao, una de las doce sedes de esta Eurocopa inédita. La villa ha cumplido con el cronograma marcado por la UEFA. De hecho, consciente de que por parte del órgano nacional aún queda trabajo por hacer, Rubiales acelerará todas las cuestiones que aparecen en su debe con respecto a la Eurocopa que arrancará en poco más de 24 meses.