Martin Kallen | Director ejecutivo de la Eurocopa 2020

«La Eurocopa de 2020 va a ser una gran oportunidad para Bilbao»

Martin Kallen posa ante la iglesia y el puente de San Antón, que forman parte del logotipo de Bilbao como sede de la Eurocopa del próximo año. /LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Martin Kallen posa ante la iglesia y el puente de San Antón, que forman parte del logotipo de Bilbao como sede de la Eurocopa del próximo año. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

El máximo responsable operativo de la UEFA, que estuvo la pasada semana en la villa, dice estar encantado con la ciudad y con San Mamés

Robert Basic
ROBERT BASIC

Martin Kallen (Frutigen, Suiza, 1963) es uno de los máximos responsables de la organización de la Eurocopa de 2020, que tendrá a San Mamés como una de sus sedes. En total, doce estadios de siete países acogerán un torneo que cumple los 60 años. Kallen realizó la pasada semana una de sus periódicas visitas a la capital vizcaína para coordinar todos los preparativos con las instituciones locales, con el Athletic y con la Federación española.

– ¿Qué le parece San Mamés?

– El antiguo estadio tenía un encanto único, probablemente como los campos tradicionales ingleses en los cuales estás muy cerca del juego. El nuevo tiene todas las necesidades modernas. Que el Athletic haya jugado muchos partidos en la Europa League, nos ha permitido estar muy familiarizados con el escenario. La UEFA sabe dónde está, y solo tenemos que asegurarnos de que se realizan los preparativos necesarios para alcanzar los estándares de una Eurocopa como la del próximo año.

– ¿Y la ciudad?

– Bilbao me ha generado una impresión positiva. Todos hablan del museo Guggenheim y de las atracciones turísticas, pero también me he fijado en los congresos que se organizan y en los eventos deportivos. San Mamés albergó la temporada pasada la final de la Champions de rugby. Veo una ciudad que aprovecha al máximo sus oportunidades y que brinda una cálida bienvenida a sus visitantes. Estamos buscando más de lo mismo en 2020, un verdadero festival de fútbol, y estoy seguro de que no nos decepcionará.

–¿Qué impacto económico podría dejar la Eurocopa en la ciudad y en Euskadi?

– La competición atraerá no solo a los aficionados de fútbol de las selecciones que compiten. Atraerá a aficionados que quieren ver la ciudad y saborear el País Vasco. Se construirán nuevas conexiones... Lo verán los aficionados de todo el mundo. Los que estén aquí, los que lo vean por televisión y los que se involucren en las redes sociales. Los ojos del mundo estarán sobre Europa, y Bilbao será parte de eso. Es difícil creer que España no haya acogido una UEFA EURO desde 1964, ¡cuando también ganaron la competición! Esto muestra que estos eventos no suceden tan a menudo, y cuando suceden, debes aprovecharlo.

– ¿Pero puede hablar de cifras?

– Esperamos que la afluencia de aficionados a Bilbao, tanto en términos de alojamiento como de ingresos, tenga un impacto muy positivo. Es lo que ocurrió en 2016 en Francia, y no esperamos que sea diferente en la Eurocopa del próximo año. Pero más allá del impacto económico, veo un inmenso orgullo en la gente. Se enorgullecen de ser una ciudad anfitriona.

– Preocupa el tema de la seguridad. Tanto por las hinchadas violentas como por el terrorismo yihadista.

– La seguridad es un aspecto muy importante en la organización. Tenemos protocolos establecidos con las fuerzas de seguridad y contamos con la ventaja de que, al ser siete países los anfitriones, contaremos con todos los recursos disponibles en cada una de esas naciones. El problema para nosotros es garantizar que exista la coordinación necesaria para que los mismos procedimientos se entiendan y apliquen.

–¿Les preocupa que haya protestas independentistas por aquello de que España juegue en San Mamés?

– Nosotros somos una organización deportiva con 55 federaciones nacionales y nos ocupamos de asuntos deportivos. Trabajaremos en estrecha colaboración con la Federación española para organizar cuatro grandes partidos de fútbol en Bilbao, y esperamos un gran resultado. Esta es nuestra única preocupación. No pensamos en ningún asunto político.

– ¿Celebrar la Eurocopa en 12 ciudades y siete países diferentes es el mayor desafío organizativo al que se ha enfrentado hasta ahora la UEFA?

– Esta es la mayor Eurocopa de la historia. Tenemos tres millones de entradas para la fase final del torneo, que es un 20% más que en Francia 2016 y también más que para la de Alemania en 2024. Once de los doce estadios tienen una capacidad para 50.000 espectadores. Es un nuevo desafío, pero, al mismo tiempo, una gran oportunidad. En la última Eurocopa, expandimos la competición a 24 selecciones. Eso también fue un desafío. En esta ocasión, estamos devolviendo el campeonato a los aficionados para celebrar los 60 años de la competición.

«Queremos que artistas locales actúen en cada partido»

En San Mamés juega el último romántico de Europa, el Athletic. ¿Qué les parece en la UEFA que haya un equipo que solo compite con jugadores de su territorio?

– Los leones tienen una historia específica y única, con un fuerte vínculo con su región. El Athletic jugó en una de las primeras Copas de Europa en 1955-56, y sé que hubo un equipo célebre a mediados de la década de los 80, cuando ganó varios títulos consecutivos. También sé que tiene un récord orgulloso al competir en la máxima categoría de la Liga y que nunca ha descendido. Este es un récord increíble. También es bueno ver que los resultados recientes han sido más positivos, aunque en la actual temporada ha habido cierta preocupación. No he visto jugar al club en el nuevo estadio, pero recuerdo su participación en la final de la Europa League 2011-12 en Bucarest.

– ¿Cómo calificaría la colaboración del Athletic y las autoridades municipales con la UEFA para preparar el evento?

– Todos entienden la importancia de organizar un evento de este tipo y la singularidad que conlleva. La ciudad y el club reconocen esto porque la Eurocopa es parte de su negocio diario. Queremos que sea lo más importante de la agenda para todos. Esta es una gran oportunidad para que Bilbao se muestre a escala global. Tendrá una audiencia de televisión en directo de más de 5.000 millones de personas. Queremos voluntarios para asegurar que los aficionados y visitantes se sientan bienvenidos a la competición. Queremos que las ceremonias en el estadio sean apoyadas por artistas locales. Las entradas ya estarán a la venta este verano.