«Educación para derribar barreras y tener las mismas oportunidades»

Jugadora de la selección española de fútbol

«Educación para derribar barreras y tener las mismas oportunidades»

Hoy 8 de marzo estoy en China, lejos de mi casa pero contenta por poder disfrutar de mi profesión en el Beijing BG FC. Puedo considerarme una privilegiada porque más allá de mi caso es evidente que la mujer lleva años de retraso en el deporte. Hasta hace no tanto estaba mal visto e incluso se dudaba de que fuese sano o beneficioso. ¡Si hasta estaba prohibido en muchos sitios! Evidentemente seguimos arrastrando ese retraso y será difícil de avanzar más rápido si no trabajamos en la base: la educación. A la mujer le cuesta más estar en el deporte porque no tiene referentes; porque el deporte femenino no tiene los mismos apoyos, ni el mismo reconocimiento, ni las mismas oportunidades, ni las mismas condiciones. A nivel amateur, incluso las que lo desarrollan como ocio, la mujer se encuentra con la barrera de los estereotipos, de las opiniones sobre su aspecto físico.

Personalmente yo me he sentido discriminada bastantes veces. Con cinco o seis años cuando entré en mi primer equipo había una norma que prohibía a las niñas jugar con los niños. No pudo recordar la de veces que tenía que escuchar “ella no juega que es una niña”, o cuando llegaba a hacerlo –sentía cómo me miraban y me hacían sentir como un bicho raro- tenía que subir a clase. Me privaron de crecer con sueños y oportunidades.

Y es que en mi deporte, el fútbol, estamos lejos de tener igualdad si hablamos de sueldos, repercusión y apoyos. Ahora mismo no es nuestro objetivo principal, sabemos que hay muchos pasos intermedios hasta llegar ahí y esos son los que queremos dar. Mejorar nuestras condiciones es fundamental para seguir avanzando y entre ellas está el apoyo y promoción del fútbol femenino por parte de federaciones e instituciones, el compromiso real de los clubes y conseguir espacio en los medios de comunicación.

En otros países –he jugado en Estados Unidos, Francia, Suecia y Alemania- es distinto. Por ejemplo, en el tema de la maternidad de las deportistas. Allí no es un problema. He tenido compañeras madres y vemos competir a deportistas después de ser madres. Lo que se necesita es un cambio de mentalidad; soluciones para facilitar la maternidad y poder seguir con tu profesión.

Estamos en el buen camino de lograr que el deporte sea cada vez más igualitario. Despacio, pero estamos avanzado. Cuanto mejor lo hagamos más rápido iremos y más fácil será "construir" una sociedad más igualitaria. Es el momento de desarrollar un feminismo activo, es una cuestión de justicia.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos