Guerra Federación-LaLiga

El CSD apoya a LaLiga con los horarios pero da la razón a la Federación en los formatos de Copa y Supercopa

Saludo entre Luis Rubiales y Javier Tebas, durante la Asamblea de Clubes./EFE
Saludo entre Luis Rubiales y Javier Tebas, durante la Asamblea de Clubes. / EFE

Considera a la FEF no competente para el establecimiento de una franja horaria pero también rechaza calificar los torneos cortos como competiciones oficiales de carácter profesional, tal y como pedía la patronal de los clubes

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

El Consejo Superior de Deportes (CSD) se pronunció como mediador en la guerra abierta entre la Federación Española de Fútbol (FEF) y LaLiga en cuanto a los horarios de los partidos ligueros y al formato de la Copa del Rey y de la Supercopa de España y lo hizo repartiendo razones.

 Por un lado, considera a la Federación como no competente para el establecimiento de una franja horaria que limite los partidos en determinadas épocas del año a partir de una hora concreta -la FEF aprobó el jueves el establecimiento de un «periodo protegido por razones de salud», que iría del 20 de mayo al 15 de septiembre de cada año, en coincidencia con los meses de más calor, en el que los encuentros de las competiciones oficiales de ámbito estatal no pudieran iniciarse antes de las 19:30 horas-.

Por ello, la Comisión Directiva del CSD decidió no aprobar la modificación de diversos artículos del Reglamento General de la FEF. Concretamente, la variación de los artículos 153, 154 g, 154 h, 155.5, 155.6, 156 y, el 214.10, que tratan esta cuestión.

Aunque no descarta la aplicación de la medida, el CSD aplaza la decisión al respecto y la condiciona al estudio de los informes adicionales que pueda remitir la FEF avalando, desde el punto de vista científico o médico, su establecimiento.

  Por otra parte, el CSD rechaza calificar los torneos cortos de Copa y Supercopa como competiciones oficiales de carácter profesional y de ámbito estatal, tal y como pedía LaLiga, lo que deja a la Federación como organismo competente para fijar sus formatos.