Octavos

Sorpresa: otro empate entre Girona y Atlético

Antoine Griezmann lucha por el balón contra el centrocampista brasileño Douglas Luiz / EFE

Pese a que se adelantó por medio de Griezmann, Lozano empató y el duelo entró en un intercambio de golpes infructuosos provocados por los errores ajenos

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

El resultado final lleva al engaño. Sí, Atlético y Girona empataron por cuarta vez consecutiva pero no fue un tostón con ambos aceptando la igualada como botín asumible antes de la resolución en el Metropolitano. Montilivi, pese a que la hora no ayudaba, disfrutó del rendimiento de su equipo, remozado por las rotaciones de Eusebio hasta alinear un Girona muy alternativo con el coreano Paik como cara más llamativa. Por su parte, el aficionado atlético se sentó a ver a su equipo ante el cuadro catalán, reciente bestia negra ante la que sólo ha podido empatar en los cuatro partidos oficiales disputados en apenas 18 meses. Lo hizo después de haberse quedado con la boca abierta al saber que Álvaro Morata suena como refuerzo para la delantera. Más preocupado de no perder defensas, a Simeone ya le había llegado el verano pasado la opción de que Morata no veía con malos ojos vestir de rojiblanco como hiciera de pequeño antes de cambiarse de bando. El coste económico hizo inviable la operación. Ahora, la situación es muy similar. Incluso peor ya que para ello, debería haber salidas del club. Más acostumbrado a lo inmediato que a lo probable, el argentino optó por alinear un once reconocible y evitar rotar por completo el equipo como su incómodo rival.

Apenas Adan, Montero y Kalinic fueron las novedades de un once con futbolistas contrastados, varios mundialistas (Giménez, Godin, Arias, Koke, Saúl) y sus dos campeones mundiales: Lemar y Griezmann. La aportación del último debe ser decisiva, por algo es el mejor pagado de la plantilla y aspira a sentarse en la mesa de Messi. En su primer remate, tras una caída a banda de Kalinic que descargó bien para la llegada de segunda línea, la mandó al ángulo con el interior del pie.

La sacó Iraizoz, pero la pelota pegó en su gemelo y entró. Un golazo que el acta concede como autogol del meta, por mucho que el francés lo recordará como uno de los mejores que ha hecho como atlético. Lemar, que no termina de encontrarse, quiso demostrar su implicación y las razones por las que es el fichaje más caro de la centenaria historia colchonera. Le puso ganas pero sin acierto.

1 GIRONA

Iraizoz, Alcalá, Bernardo, Muniesa, Ramalho, Douglas Luiz, Aleix García, Valery, Paik (Portu, min. 66), Doumbia (Granell, min. 80) y Lozano (Borja García, min. 59)

1 ATLÉTICO

Adán, Arias, Giménez, Godín, Montero (Correa, min. 46), Koke, Rodrigo, Saúl, Lemar, Griezmann (Thomas, min. 59) y Kalinic (Vitolo, min. 72).

Goles:
0-1. min. 9. Griezmann. 1-1. min. 33. Lozano.
Árbitro
Hernández Hernández (Col. Canario). Amonestó a Montero, Godín.
Incidencias:
Montilivi. 7.770 espectadores. Ida de los octavos de final de la Copa del Rey 18-19.Simeone cumplió su último partido de sanción.

Reaccionó Montilivi. Lozano disparó alto después de un buen balón desde la derecha al que no llegó Doumbia que después de cabeza la mandó alto en un servicio desde la izquierda. Por delante en el marcador el Atlético optó por controlar el partido, pero, sin velocidad ni profundidad, se fue diluyendo. Empezó a llegar más el Girona y en una pelota colocada por el punta Adán la despejó con poca fuerza y la coló junto a la escuadra.

El gol descolocó al cuadro madrileño, que esta campaña muestra una preocupante actitud posterior al primer golpe recibido. Se queda aturdido y vive grandes periodos de tiempo en el que no suma pases, apenas abandona el campo propio y concede por banda y por alto. De hecho, en un córner Lozano solo el larguero evitó la remontada local.

Nada más volver de la caseta, mutó el Atlético. Se fue al banquillo el canterano Montero, con amarilla, por Correa y el multiusos Saúl pasó al lateral izquierdo en una defensa de cinco. Se activó el cuadro visitante. Kalinic probó a Iraizoz primero de cabeza tras buena acción por banda del ‘Principito’ y después en otra bola con intención de Griezmann, despejado por la zaga y que el balcánico controló para rematar a la media vuelta junto a la cruceta.

Simeone: «No hablo de futbolistas que no son nuestros, no puedo ni confirmar ni desmentir nada»

Satisfecho por el rendimiento mostrado por sus futbolistas, el 'Cholo' Simeone insistió en destacar que, después del empate a un gol en el encuentro de ida, disputado este miércoles en el Estadi Municipal de Montilivi, la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey entre el Girona y el Atlético de Madrid «está abierta. Cada equipo tiene un 50% de posibilidades», remarcó en rueda de prensa el entrenador del conjunto colchonero.

«Las sensaciones han sido buenas, sobre todo en el segundo tiempo», añadió Simeone antes de reconocer que pudieron haber ganado, «pero ellos también pudieron haber aprovechado algún contragolpe de los que han tenido. El Girona es un equipo que es muy fuerte en casa», acentuó el técnico del Atlético, resaltando el valor del 1-1 conseguido en Montilivi.

Además, Simeone también fue preguntado por la posible incorporación de Álvaro Morata. «No hablo de futbolistas que no son nuestros. Solo hablo de la gente que está aquí. No puedo ni confirmar ni desmentir nada. Solo pienso en el encuentro de este domingo contra el Levante», concluyó el entrenador del cuadro colchonero.

Correa, el agitador habitual, desniveló el campo y empezó a achuchar el cuadro visitante, con un Rodrigo Hernández que ofreció un recital de seguridad en el pase para evitar esas pérdidas que tanto cabrean a su entrenador. Una falta de concentración que tuvo Saúl en una bola en la zona izquierda, algo que aprovechó Ramalho -un avión por la banda- para poner un balón a Doumbia que marró sólo ante Adan una especie de penalti. El rechace se fue junto al palo. Comparecieron en la media hora final, y a la vez, Thomas y Borja García por las dos referencias ofensivas (Griezmann y Lozano).

«Iremos al Wanda con la mentalidad de pasar a la siguiente ronda» eusebio

Más tarde sorprendió ver a Vitolo, que no cuenta ni en Copa, para terminar el partido como referencia arriba y obligó a Gorka a intervenir con el brazo. No estuvo mal el veterano portero, autor involuntario del 0-1, aunque posibilitó una opción clara después de un pase profundo de Rodrigo que despejado de modo defectuoso. Thomas casi emboca desde medio campo de primeras con la meta desguarnecida. Y Muniesa casi se mete en su portería una bola lateral al área de Lemar. Así estaba el partido, algo alocado con remates provocados por desatenciones ajenas.

El Girona también rozó la victoria con una acción desafortunada de su rival, pero el pinball tras un despeje de Giménez que pegó en Godín se marchó junto al palo. Y es que si antes del partido muchos esperaban un empate, la recta final fue de ambos buscando el triunfo pero debieron conformarse con otra X entre rojiblancos.

«Ojalá tenga a Godín de compañero mucho tiempo» GIMÉNEZ