El Betis disfruta ante el Racing

Sergio Canales, abrazado por Sergio León, tras uno de los goles del Betis. / EFE

El conjunto de Quique Setién golea al equipo cántabro tras la mínima ventaja que logró en El Sardinero

EFESevilla/Santander

El Real Betis logró meterse en los octavos de final de la Copa del Rey después de lograr una plácida goleada (4-0) en el estadio Benito Villamarín ante el Racing de Santander, en un partido con poca historia que siempre estuvo del lado local ante un rival que inquietó poco.

El entrenador del Betis, Quique Setién, dispuso de inicio muchas novedades en relación al once que sacó el pasado domingo en este mismo escenario ante la Real Sociedad (1-0), pero sobre todo con una ubicación de futbolistas novedosa con Cristian Tello como carrilero por la derecha y el más habitual por esa zona, Francis Guerrero, por la izquierda. También le dio protagonismo en el centro del campo al camerunés Wilfrid Kaptoum, jugador que procede del filial, y al japonés Takashi Inui junto al paraguayo Tonny Sanabria en la delantera.

La formación sevillana, que jugaba con el 0-1 logrado en la ida en Santander, tomó el mando desde el inicio ante un rival al que no se le perdió el respeto después de la buena impresión que dio en el primer partido en el estadio El Sardinero y por su trayectoria en el grupo II de Segunda B, en el que marcha líder.

4 Betis

Joel Robles; Tello, Barragán, Mandi, Feddal, Francis (Joaquín, m.75); Canales (Lo Celso, m.46), Javi García, Kaptoum; Inui y Sanabria (Sergio León, m.68).

0 Racing

Iván Crespo; Aitor Buñuel, Óscar Gil, Jordi Figueras, Rulo Prieto; Sergio Ruiz, Quique Rivero (De Vicente, m.61) , Enzo Lombardo (Cayarga, m.71), César Díaz; Álvaro Cejudo (Hidalgo, m.61) y Jon Ander.

Goles:
1-0: min. 32, Barragán. 2-0: min. 58, Sanabria. 3-0: min. 69, Sergio León. 4-0: min. 89, Lo Celso.
Árbitro:
Xavier Estrada Fernández (Comité Catalán). Amonestó a los visitantes Óscar Gil (m.30), Aitor Buñuel (m.57) y Cayarga, m.88).
Incidencias:
Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Benito Villamarín ante cerca de 35.000 espectadores, entre ellos unos trescientos seguidores del Racing.

El conjunto de Iván Ania, con el pasar de los minutos y sin que el Betis supiera crear verdadero peligro ante la meta que defendió Iván Crespo, lo intentó en alguna ocasión ante el portero titular en esta ocasión en el equipo local, Joel Robles.

Pero, como ante la Real el domingo, los verdiblancos abrieron el marcador en una jugada de estrategia casi calcada, en un saque de córner con el balón al primer palo, metido después hacia el segundo, y en esta ocasión definición de Barragán.

Pudo momentos después empatar el conjunto cántabro con una incursión del delantero Jon Ander, pero Joel Robles estuvo atento para tapar huecos, al igual que en la recta final de la primera parte en otra acción con estos dos futbolistas como protagonistas.

En la reanudación el Racing tuvo que buscar ese gol que le metiera en la eliminatoria pero fue el Betis el que aumentó la ventaja después de que Aitor Buñuel le hiciera penalti al central marroquí Zou Feddal y que Sanabria lo convirtiera en el 2-0.

Ese marcador obligó ya al conjunto visitante a marcar tres goles para voltear la eliminatoria, algo que se antojó casi imposible vistos los pocos recursos ofensivos mostrados por el Racing hasta el momento.

Fue el Betis el que tuvo tiempo de redondear el marcador con goleada y Sergio León, que había salido al campo en lugar de Sanabria, puso el tercero poco después de entrar.

El 3-0 llegó en el minuto 69 y desde ahí hasta la conclusión el Betis no quiso hacer mucha mas sangre y pensó en dosificar para el partido del domingo, también en el Villamarín, ante el Rayo Vallecano, aunque el argentino Giovani Lo Celso, que salió tras el descanso en el sitio del cántabro Sergio Canales, no quiso perder su oportunidad y redondeó la goleada con un magnífico tanto.

 

Fotos

Vídeos