El Barça puede quedar fuera de la Copa por alineación indebida ante el Levante en la ida

Chumi, a la izquierda, pelea por un balón con Borja Mayoral./
Chumi, a la izquierda, pelea por un balón con Borja Mayoral.

El cuadro granota reclamará que Chumi fue titular pese a estar sancionado con el filial, y los de Valverde se escudan en un reciente cambio de normativa

P. RÍOS

Polémica a la vista en la Copa del Rey. El Barcelona se puede quedar fuera del torneo del que es campeón por alineación indebida en el partido de ida contra el Levante. Aunque lo niega, el club cometió la infracción al permitir jugar al futbolista Juan Brandáriz, más conocido como Chumi, que fue titular en el Ciutat de Valencia pese a estar sancionado con el Barcelona B. El equipo catalán defiende que no hubo violación de la norma y se apoya en la circular de la Federación Española de Fútbol (el 29 de noviembre de 2018 se modificó el Reglamento General y Código Disciplinario de la FEF) con lo que considera que cumplió legalmente el partido de sanción que tenía con el filial días después en Segunda B (ante el Alcoyano el domingo) y no estaba obligado a cumplir la sanción en la Copa. Sin embargo, el conjunto granota reclamará hoy.

Los servicios jurídicos de la entidad levantinista están buscando precedentes de casos similares y argumentos jurídicos para interponer una denuncia sobre la alineación indebida. El club considera que, aunque hayan pasado ya las 48 horas que marca la normativa, está dentro de tiempo para poner la reclamación porque se altera la competición. «No es cómodo para nosotros, pero creemos que hay bases sólidas para creer que hay negligencia», dijo Quico Catalán, su presidente. En ese caso, será la Jueza única de Competición la que tome hoy la decisión sobre si elimina al Barcelona de la Copa del Rey. Cabe insistir en que el primer plazo que tuvo el Levante para denunciar fue de 48 horas y no lo hizo.

Interpretación

La circular a la que se agarra el Barcelona habla de que «para los casos en los que exista una simultaneidad de licencias de las permitidas en el Reglamento de la FEF, se ajustará a lo dispuesto en el presente artículo, si bien, las sanciones de carácter leve se cumplirán en las competiciones en las que el infractor se encuentra haciendo uso de una determinada licencia y, las de carácter grave o muy grave, en cualquier competición, ello con independencia de la licencia que se estuviera usando en el momento de la comisión de la infracción». No está claro que sea así. De hecho, el Levante reclamará.

Desde la Federación aclaran que la «simultaneidad de licencias de las permitidas en el reglamento» no se refiere a un jugador del primer equipo y del filial sino para casos en los que, por ejemplo, una persona juegue a futbol y futbol sala con el mismo club (ya pasó cuando Dinamarca disputó un amistoso ante Eslovaquia en septiembre de 2018 por una huelga), o puede ser entrenador (incluso de la cantera) y futbolista del primer equipo (según el artículo 165.2)

Aunque hay ciertas discrepancias que son interpretativas sobre la circular, en la FEF a última hora asumían que podía ser alineación indebida. Lo que está claro es que el Levante disponía de dos días para efectuar una reclamación relativa al partido del 10 de enero y tal período ya ha expirado. Pero lo hará hoy.

Dos goles de Dembélé y otro de Messi dan la vuelta a la eliminatoria

Dos goles de Dembélé en el primer tiempo y otro de Leo Messi en el segundo (3-0) clasificaron al Barça para los cuartos de la Copa, a la espera de lo que ocurra con el recurso por alineación indebida anunciado por el Levante. El conjunto culé, obligado a remontar tras perder 2-1 en la ida, se adelantó en el minuto 30 con un gol de disparo cruzado del francés, que solo un minuto después hacía el segundo de la misma manera. Claramente superior durante todo el encuentro, sentenció la eliminatoria ya en el minuto 54 por medio de Messi.