El fútbol de la Margen Izquierda, en estado de gracia

Aficionados de Barakaldo, Portugalete y Sestao River en Las Llanas. /Pedro Urresti
Aficionados de Barakaldo, Portugalete y Sestao River en Las Llanas. / Pedro Urresti

Tanto Barakaldo, en Segunda B, como Portugalete y Sestao River, en Tercera División, han logrado clasificarse para la fase de ascenso

PERU OLAZABALBarakaldo

Tres de los principales equipos de la Margen Izquierda están de enhorabuena, superando prácticamente cualquier expectativa para situarse en la zona noble de sus respectivas ligas y clasificarse así para los play-offs de ascenso. En Segunda B, la única escuadra vasca que ha logrado colarse en la fase de ascenso es el Barakaldo, con un presupuesto muy por debajo de cualquiera de sus compañeros de viaje en esas primeras posiciones.: Racing, UD Logroñés y Mirandés. En Tercera División, Portugalete y Sestao River han comandado la clasificación principio a fin y se han ganado el derecho a pelear por estar en el lugar que históricamente les ha correspondido, en la categoría de bronce. El cuarto en liza, el Santurtzi, batalla en la zona media baja del grupo IV, pendiente de los temidos arrastres. Peor lo tiene el San Pedro, en zona de descenso directo.

El Barakaldo certificó el domingo pasado su clasificación matemática para el play-off tras asegurar la cuarta plaza con una remontada épica en Lasesarre. El cuadro gualdinegro, el único que ha estado desde la primera jornada metido entre los cuatro primeros puestos, han mantenido el tipo y competido al mismo nivel que sus adversarios en esa cabeza de la tabla, con mucho más poderío económico. «Nuestro presupuesto no da para adquirir jugadores de gran nivel a priori», reconoce Orlando Sáiz, presidente del club.

El máximo mandatario fabril se muestra «muy orgulloso de este grupo y de este cuerpo técnico, porque con los medios que tenían han hecho una machada», declara. Ahora, el Barakaldo tiene por delante un play-off de tres eliminatorias que entraña una gran dificultad. La única petición de Orlando Sáiz es «que la afición baje a Lasesarre y que el pueblo disfrute de una oportunidad que no siempre se presenta». «A mis jugadores y al cuerpo técnico no les tengo que pedir nada, porque ellos ya han demostrado que son un grupo compacto, competitivo y difícil de ganar», asevera.

Asimismo, el fin de semana pasado, el Portugalete se proclamó campeón de Tercera División al empatar a cero precisamente frente al Sestao River. El cuadro jarillero ha demostrado desde la primera jornada su superioridad en el grupo y ha completado una campaña de ensueño con un balance total de 26 victorias, siete empates y solo tres derrotas en las 36 jornadas disputadas hasta el momento. Tal y como expresa Eduardo Rivacoba, máximo responsable del Portugalete, han llevado a cabo «una temporada excepcional, batiendo el récord de puntos de la historia del club».

Los de La Florida han mostrado un gran crecimiento en los últimos años y piensan que un ascenso a la categoría de bronce sería hacer justicia. «La fiabilidad del equipo en Tercera es tremenda, y tengo la sensación de que merecemos estar en una categoría superior», afirma el presidente. La campaña anterior se quedaron a las puertas de ascender, al perder en la última eliminatoria contra el Castellón. Esta vez, al partir como campeones, solo tendrán que superar al primer clasificado de otro grupo para hacer su sueño realidad. «Va a ser muy difícil, vamos a jugar contra otro líder, pero a ningún equipo le va agradar enfrentarse al Portugalete», manifiesta Rivacoba.

Un histórico de la Segunda B como el Sestao River, que hace dos años sufrió la decepción del descenso, esta vez quiere lograr lo que el año pasado se le escapó por poco: el ascenso a la categoría de bronce. Los verdinegros sellaron su billete para el play-off a seis jornadas para la conclusión de la competición y han sido los únicos capaces de seguir la estela del conjunto dirigido por Ezequiel Loza. «Hemos hecho una temporada impresionante, eclipsada por la marcha del vecino, porque si no habríamos sido campeones», apunta Ángel Castro, presidente de la entidad de Las Llanas.

En la campaña pasada, también se clasificaron para la fase de ascenso como cuartos de grupo, pero fueron eliminados en la primera ronda. Aunque el máximo dirigente asegura que ahora son «mucho más fuertes» que la campaña anterior. «El año pasado nos clasificamos en la última jornada y en este nos han sobrado dos meses», destaca. Por ello, confía en que en esta ocasión puedan lograr el tan codiciado retorno a Segunda B. «Estamos con muy buenas sensaciones y esperamos lograr el ascenso, tenemos muchas posibilidades», declara. Ángel Castro es ambicioso y afirma que «el objetivo es subir y ser un equipo puntero de la liga para intentar subir a Segunda».