Fútbol femenino

Stéphanie Frappart, primera árbitra ascendida a la liga francesa

Stéphanie Frappart, dirigiendo un partido de la Ligue 2. /Franck Fife (Afp)
Stéphanie Frappart, dirigiendo un partido de la Ligue 2. / Franck Fife (Afp)

Esta temporada ya dirigió excepcionalmente un Amiens-Estrasburgo de la Ligue 1 como preparación para el Mundial femenino

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

La francesa Stéphanie Frappart será a partir de la próxima temporada la primera árbitra designada para la Ligue 1, la máxima categoría del fútbol en Francia, según anunció ayer la Federación Francesa de Fútbol (FFF), que explicó en un comunicado que ella es, junto con Jérémie Pignard, uno de los dos árbitros que ascienden para la temporada 2019-2020, tras la proposición de la Comisión Federal de Árbitros gala.

Frappart, de 35 años, se ha convertido en el último lustro en una habitual de la Ligue 2, en la que debutó en 2014, cuando también rompió el techo de cristal del arbitraje en la segunda categoría del fútbol galo. Ya sabe además lo que es arbitrar en la Ligue 1. Fue el pasado 28 de abril, en el Amiens-Estrasburgo correspondiente a la jornada 34 del campeonato y con el colegiado UEFA Clément Turpin como asistente, en una decisión excepcional como preparación para el Mundial femenino, para el que Frappart figura como una de las seleccionadas por la FIFA.

«Ser la primera mujer árbitra de Ligue 1 es a la vez un privilegio, un honor y una responsabilidad. Espero que mi recorrido anime a las chicas jóvenes a interesarse por el arbitraje», señaló Frappart. «Su promoción es antes que nada el fruto de su trabajo, su rigor y sus cualidades», expresó por su parte Eric Borghini, presidente de la Comisión Federal de los Árbitros.

De esta manera, Frappart, como pionera del arbitraje femenino francés, sigue los pasos de Nelly Viennot, que fue árbitra asistente en la élite durante diez años, hasta 2007. En su haber, una amplia experiencia en partidos internacionales del fútbol femenino, con dos encuentros dirigidos en el Mundial de Canadá en 2015 y la final del último Mundial sub-20 disputado el pasado año en su país.