Federer estará en Madrid tras tres años sin jugar en tierra batida