Espargaró marca la pauta en Australia