«Ha nacido el nuevo Euskaltel»

Óscar Rodríguez celebra el triunfo./EFE
Óscar Rodríguez celebra el triunfo. / EFE

Óscar Rodríguez, que a veces se entrena con Induráin, pide apoyo para consolidar el proyecto de su equipo

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑALa Camperona

A Óscar Rodríguez (Burlada, 23 años) le costó más asimilar su triunfo en la Camperona que lograrlo. Recogió en la cima los abrazos de sus compañeros, de sus directores, de los suyos, de su novia. Fiesta del Euskadi-Murias. Enseguida le rodearon los micrófonos. Nunca se había visto en una así. Y se mostró natural, bromista, feliz.

- Le ha costado creerse el triunfo.

- Es que no pensaba que algo así estaba a mi alcance y menos en la categoría profesional. Cuando ha arrancado Majka no he podido seguirle. Ya lo sabía. Pensaba que ya no había ninguna opción. Pero he ido remontado. Mis directores me habían dicho que es una cuesta de subir a ritmo. A mí no me van bien las arrancadas. Te duelen las piernas. Prefiero ir a mi marcha. Y poco a poco les he cogido. Al pasarle he visto que llevaban mala cara y les he dejado (a Majka y Teuns).

- Y ha dado la gran sorpresa. Un debutante que remata a ciclistas de primer nivel. ¿Quién es Óscar Rodríguez?

- Me crié en Burlada. Me gustaba el ciclismo aunque en mi casa no entienden nada de este deporte. Me apunté al club ciclista villavés y luego me fichó, en sub'23, el Lizarte de Juanjo Oroz. Cuando estaba allí me llamó Jon Odriozola y me dijo que tenía hueco en el Euskadi, que el equipo iba a dar el salto.

- ¿Tenía esta etapa marcada?

- Marcada no, pero sí que pensaba en ella. Le había echado el ojo. Para ganarle a gente como Valverde o Quintana, tengo que meterme en un fuga. Lo he logrado y me ha salido bien la jugada.

- Ha corrido como un veterano, con sangre fría.

- Más que eso, es que no soy de cambios de ritmo. Yo he ido al mío y he llegado hasta arriba.

- ¿Qué ha pensado al cruzar la meta?

- En la felicidad que suponía para el equipo, para mis compañeros, para toda la gente que apoya este equipo. Todos se lo merecen. Ufff. No sé qué repercusiones tendrá para nosotros este triunfo. Creo que va a ser espectacular.

- Es de Burlada y ha corrido en el club villavés, en Villava, de donde es Induráin.

- Por edad no le vi ganar el Tour. Pero he corrido con su hijo Miguel. Y a veces rodamos juntos en la carretera. Y rueda rápido. A alguno de los que está aquí en la Vuelta igual le saca los colores, ja, ja.

- ¿Tiene algo de Induráin?

- Creo que no.

- Ha ganado en la Camperona, de la que guardaba un mal recuerdo. Se cayó en la Vuelta a Castilla y León de 2017.

- Sí, iba el sexto o séptimo de la general. La etapa terminaba en la Camperona, pero me caí en el descenso del puerto anterior. Acabé en la ambulancia. Y ni siguiera en ella pude subir hasta la Camperona. Se le estropeó el embrague y me tuvieron que coser la boca a mitad de puerto en una cuneta inclinada, ja, ja.

- Este triunfo supone un hito para el Euskadi-Murias en su primer año en la élite y tras tantas dificultades.

- Creo que el futuro de este equipo está bien encaminado. Aunque creo que debería haber alguna ayuda más para que nos convirtamos en un gran proyecto. Se lo merece.

- Supone el regreso a lo grande de un equipo vasco a la Vuelta.

- Ha nacido el nuevo Euskaltel-Euskadi. Durante la subida he visto muchas ikurriñas, muchos aficionados vascos. Espero que esto les anime y que nos esperen la próxima semana en el monte Oiz.

- Vienen otros dos finales en alto, Praeres de Nava y los Lagos. ¿Tiene fuerzas para intentarlo de nuevo?

- Ufff. Con todo este ajetreo de las entrevistas no creo que tenga mucho tiempo para descansar. Tampoco hay que abusar, ja, ja. Bueno, ahora me toca disfrutar lo que he conseguido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos