Al monte Arraiz subido en una bicicleta municipal