Las lágrimas más emotivas de Woods, el ganador en Oiz