«Mi sueño es ganar este Giro», admite Landa

Landa, a la derecha, celebra la victoria de Carapaz en la reciente Vuelta a Asturias. /efe
Landa, a la derecha, celebra la victoria de Carapaz en la reciente Vuelta a Asturias. / efe

El ciclista alavés considera que ha remontado una situación complicada tras su caída en Mallorca y llega «perfecto» a una de sus pruebas favoritas

Igor Barcia
IGOR BARCIA

Mikel Landa (Movistar) afronta motivado el Giro de Italia que comienza el sábado en Bolonia. Tras un inicio de temporada muy complicado por culpa de aquella caída en Mallorca que trastocó sus planes durante dos meses, el ciclista de Murgia ha recuperado la confianza gracias a su rendimiento en Coppi y Bartali, País Vasco y Vuelta a Asturias. «Han sido unos meses duros. No han lesiones supergraves, pero son percances que necesitan un tiempo para curarte y estar de nuevo al 100 por ciento. Acabé 2018 por el suelo, empecé 2019 igual y han resultado unos meses bastante frustrantes. Pero esto son rachas. En ciclismo es muy fácil estar arriba o abajo, es muy cambiante», reconoció ayer Landa, primero en declaraciones en el aeropuerto de Loiu y después en Eurosport, donde fue el protagonista del canal en la presentación de su programación para la corsa rosa.

Landa, a sus 29 años, afronta su quinta participación en la carrera, ha olvidado las lesiones y está centrado en demostrar en el Giro que puede pelear entre los grandes del pelotón. Pese a su retirada en Asturias por un problema en la uña, el ciclista de Movistar aseguró que está todo bajo control. «Llego muy bien, hemos remontado, he entrado en una dinámica buena y creo que llego perfecto» a una de las competiciones que más le gusta al alavés. Al ser preguntado por su objetivo para este Giro que arranca el sábado, Landa lo tiene muy claro. «Mi sueño sería ganar, terminar de rosa este Giro. Me veo disputando, aunque hay que ir día a día», declaró el ciclista del Movistar, que será el líder de la formación junto a Richard Carapaz, después de que Alejandro Valverde causara finalmente baja.

Confianza en los técnicos

Aunque considera que es una baja «importante», Landa reconoció contar con un grupo «potente», y además respaldado respaldado por la confianza y experiencia de sus directores. «Ahora estoy otra vez levantando cabeza. Siempre te queda el optimismo de que una mala racha no es para siempre. En ese sentido, en el equipo tenemos además dos directores muy motivados con el Giro: Chente y, en especial, Max Sciandri, que conoce Italia mejor que nadie. Según Landa, ambos técnicos «han sido corredores antes y siempre me han dado su confianza y aportado calma, recordándome que el Giro era en mayo y que había tiempo para llegar bien. Han sido muy útiles en mi recuperación».

Landa se refirió también a los reconocimiento previos de algunas etapas del Giro, incluida la crono de San Marino, cita considerada como clave en el desarrollo de la carrera porque «habrá diferencias». «Necesitas salir con el recorrido bien estudiado. También vimos después las dos etapas del tercer fin de semana en los Alpes, dos recorridos muy duros que pueden marcar la pauta de la carrera en la última semana. Y de la última semana, que es terrorífica, no pudimos ver todo, ya que hay puertos a mucha altitud y en marzo es complicado visitarlos, pero sí una buena parte», destacó el corredor alavés.

Landa llega plenamente motivado para tratar de repetir aquella actuación, aunque sabe que hay una dura competencia. «Están Nibali, Dumoulin, Roglic, Yates, López... Va a ser un Giro muy duro y abierto», reconoció.