Premio para Pello Bilbao en Murcia

Pello Bilbao celebra la victoria en Murcia/VUELTA A MURCIA
Pello Bilbao celebra la victoria en Murcia / VUELTA A MURCIA

El vizcaíno corona el dominio del Astana y gana en la meta de San Javier para vestirse de líder

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

Pello Bilbao (Gernika, 28 años) pedalea casi siempre para otros. Capaz de quedar entre los diez primeros de una carrera como el Giro de Italia y de ganar etapas en pruebas como el Dauphiné, su trabajo suele ser el de gregario. Ese papel hizo la semana pasada en la Vuelta a la Comunidad Valenciana, cuando ayudó a su compañero Ion Izagirre a llevarse la ronda. Bilbao se ha convertido en una pieza básica en el Astana. Este viernes, en la primera etapa de la Vuelta a Murcia, el conjunto kazajo ha dominado por completo. En el grupo de elegidos iban Bilbao, Omar Fraile, Luis León Sánchez y Jakob Fuglsang. Pello ha arrancado justo antes del final en la meta de San Javier y se ha llevado la victoria. Premio para un dorsal que no deja de progresar. Este sábado partirá como líder en la segunda y última jornada.

Los 188 kilómetros entre Yecla y San Javier eran perfectos para una fuga, en la que se ha metido Unai Cuadrado (Fundación Euskadi). El control del Astana y el Movistar ha ahogado la escapada. En la pelea final para alcanzar Yecla se han quedado los seis más fuertes: los cuatro del Astana, más Valverde (Movistar) y Konrad (Bora). El equipo kazajo ha impuesto la aritmética. Valverde era demasiado peligroso para jugarse la victoria al sprint. Si esa llegada en grupo era inevitable, la baza del Astana era Omar Fraile, capaz de tutear al murciano.

Pero no ha hecho falta recurrir a esa jugada final. Pello Bilbao ha cogido unos metros y los ha mantenido hasta el final para levantar los brazos en San Javier. A 3 segundos han llegado Fraile y Luis León. Triplete del Astana. Con ellos venía Valverde, que buscará pelea en la etapa que falta, con subidas al Collado Bermejo (1ª categoría) y la Cresta del Gallo (2ª), cuya cima está situada a solo 12 kilómetros de la meta. Es 'territorio Valverde', las cuestas donde se entrena a diario. Pero esta vez no lo tiene fácil con el Astana, la formación más poderosa de la carrera y la del líder, Pello Bilbao.

El Movistar sí acertó en el Tour de Provenza, donde el catalán Edu Prades superó a Tony Gallopin y Gorka Izagirre en un selectivo sprint.