El Mundial de Innsbruck será duro, pero los ha habido peores

Olano ganó el Mundial de 1995, disputado en Colombia, uno de los más duros que se recuerdan./E. C.
Olano ganó el Mundial de 1995, disputado en Colombia, uno de los más duros que se recuerdan. / E. C.

Los ciclistas que disputen la prueba del domingo tendrán que hacer frente a más de 4.600 metros de desnivel con contínuos repechos

Bruno Vergara
BRUNO VERGARABilbao

La ciudad de Innsbruck, en los Alpes austríacos, acoge esta semana los Mundiales de Ciclismo. El próximo domingo día 30 tendrá lugar la prueba en ruta en categoría masculina. Un recorrido de 265 kilómetros salpicado de fuertes repechos que llega a acumular 4.670 metros de desnivel. Los primeros 85 kilómetros no serán muy exigentes. El plato fuerte será en el circuito de Innsbruck, de 24 kilómetros, con una ascensión a Igls al que darán seis vueltas. Antes del final deberán hacer frente al repecho de Gramartboden, con rampas que llegan al 25%. La cumbre está a 9 kilómetros de la meta. Un Mundial duro, pero los ha habido peores.

Aquí va una lista de los mundiales de ciclismo con mayor desnivel acumulado.

DESNIVEL ACUMULADO: 5.844 METROS Nurbungring (Alemania | 1966)
Rudi Altig.
Rudi Altig.

El primer Campeonato del Mundo de ciclismo para profesionales se celebró en el circuito automovilístico de Nurbungring en 1927, conocido como 'El infierno verde', pero con un pequeño cambio: no se pasaba por el Karussel, pero sí por el muro de Steilstrecke. Fue tan duro que Georges Ronsse, que llegó a ganar dos mundiales después, se retiró en la tercera de las ocho vueltas diciendo que era «demasiado duro. Abandono».

Nurbungring volvió a acoger la prueba en 1966. Esta vez sobre el trazado clásico del circuito. Fueron 12 vueltas a un trazado de 23 kilómetros, en el que el desnivel acumulado llegó a los 5.844 metros. El Mundial más duro hoy en día, en el que llegaron a la meta 22 ciclistas de los 74 que tomaron la salida aquel 28 de agosto. El ganador fue Rudi Altig, que se llevó el triunfo al sprint por delante de Anquetil y Poulidor.

DESNIVEL ACUMULADO: 5.460 METROS Duitama (Colombia | 1995)
Abraham Olano celebra su victoria.
Abraham Olano celebra su victoria. / REUTERS

El Mundial disputado en Colombia fue, sin duda, uno de los más duros que se recuerdan, con 15 vueltas a un circuito de 18 kilómetros. Con la subida a El Cogollo. El desnivel acumulado fue de 5.460 metros. Óptimo para escaladores. La gran exigencia no fue solo el recorrido, sino porque los ciclistas tuvieron que hacer frente a la altura. La prueba se disputó a más de 2.400 metros de altitud. El equipo español, con Abraham Olano y Miguel Induráin consiguieron el oro y la plata, respectivamente. El guipuzcoano llegó en solitario a la meta, con la rueda trasera pinchada. No pudo ni levantar los dos brazos. Saludó como pudo. Por atrás, el navarro, que hizo de parapeto para que ganara su compañero. La prueba se disputó sobre 265 kilómetros, que lograron terminar 20 de los 98 ciclistas

DESNIVEL ACUMULADO: 5.439 METROS Chambery (Francia | 1989)

EL 27 de agosto de 1989, en la ciudad francesa de Chambery el cielo estaba encapotado. Lluvia asegurada. Un verdadero tormento para los ciclistas, a los que les esperaba casi siete horas sobre la bicicleta. Además, tenían que hacer frente a la dureza del circuito, en el que tuvieron que ascender Montagnole, una cota de 2,5 kilómetros al 7%. En la última subida se pudo ver un duelo entre dos grandes campeones: Fignon y LeMond. En el sprint entre cuatro corredores, en el que no estuvo al final el francés, se impuso el americano LeMond.

DESNIVEL ACUMULADO: 5.280 METROS Solingen (Alemania | 1954)

Louison Bobet.
Louison Bobet.

La Segunda Guerra Mundial había terminado hace nueve años, y Alemania acogía de nuevo la carrera. En la línea de salida del circuito de Klingenring estaba Fausto Coppi, que defendía el título obtenido el año antes. El campeón italiano y el resto de ciclistas tuvieron que dar 16 giros al circuito de 15 kilómetros bajo el frío y la lluvia. En cada vuelta tenían dos subidas. En una de ellas los ciclistas se retorcían, ya que la pendiente llegaba en algunos puntos al 12%.

Coppi, que llegó entre los mejores a falta de una vuelta, se cayó en el descenso. Por su parte, Louison Bobet, que había conquistado el Tour ese año, y el suizo Fritz Schär lograron abrir hueco y marcharse en solitario. Sin embargo fue el francés el más fuerte en la última ascensión. Dando chepazos llegó en solitario a la meta con 15 segundos de ventaja.

DESNIVEL ACUMULADO: 5.187 METROS Montreal (Canadá | 1974)

La lucha por el maillot arcoiris abandonaba Europa por primera vez. Y lo hacía para que se disputara en Montreal, en Canadá. Los ciclistas recorrieron el mismo circuito actual automovilístico, además de hacer otra pequeña cota denominada Vesinet. En las 21 vueltas de los 262 kilómetros, había una dura ascensión a Camillien- Houde, casi dos kilómetros al 8%.

Eddy Merckx consiguió por tercera vez proclamarse campeón, por delante de Raymond Poulidor y el francés Mariano Martínez. Por su parte, el guipuzcoano Txomin Perurena, que había logrado el maillot de la montaña en aquella edición del Tour, cruzó la línea de meta en octavo lugar, a casi cuatro minutos del campeón belga.

DESNIVEL ACUMULADO: 5.145 METROS Lugano (Suiza | 1996)

En aquella prueba la escapada llegó a buen puerto. El ganador fue un integrante la misma, Johan Museeuw, un gran corredor al que, a priori, el circuito era demasiado duro. 252 kilómetros divididos en quince vueltas, en las que había dos exigentes subidas. Una, 2,4 km. al 6,7% y otra algo más corta al 7%. En total, 5.145 metros de desnivel.

DESNIVEL ACUMULADO: 5.130 METROS Utsunomiya (Japón | 1990)

Sprint entre Rudy Dhaenens y Dirk de Wolf
Sprint entre Rudy Dhaenens y Dirk de Wolf

El circuito de Utsunomiya, en Japón, se caracterizó por su dureza inicial. Eran 18 vueltas con contínuos repechos, con uno de ellos muy duro. Un kilómetro con una pendiente media del 8,4%. Al final de la carrera, en una subida de 500 metros muy exigentes, los belgas Rudy Dhaenens y Dirk de Wolf sorprendieron al grupo principal de Gianni Bugno. Los dos ciclistas llegaron por delante del campeón italiano con una diferencia de ocho segundos. El ganador fue Dhaenens, que dos años después colgó la bicicleta por problemas de salud.

DESNIVEL ACUMULADO: 5.112 METROS Benidorm (España | 1992)
Induráin solo pudo ser sexto en Benidorm.
Induráin solo pudo ser sexto en Benidorm.

Los aficionados al ciclismo español vivían un momento de gloría. Tenían a Miguel Induráin, el gran campeón del Giro y Tour aquel año. El navarro podía con todo. ¿Y si ganara el Mundial en casa? Aquel 6 de septiembre, Benidorm acogió uno de los mundiales más duros en lo que respecta a desnivel acumulado. Ascendieron una docena de veces el alto de Finestrar, un puerto de 5 kilómetros al 5%.

Induráin solo pudo ser sexto en un sprint en el que se impuso Gianni Bugno. El navarro estaba frustrado. «Es como si no hubiera logrado nada, porque a mí sólo me valía el triunfo. En ciclismo no hay que llorar sino pensar en el día siguiente», dijo tras cruzar la meta. La selección española había hecho un trabajo perfecto, sin embargo no pudieron lograr el triunfo. «Al final hemos quedado los tres que había dicho Heredia: Etxabe, Delgado y yo, pero nos ha faltado rematar la faena y en ciclismo no se qué es peor», confesó.

DESNIVEL ACUMULADO: 4.800 METROS Yvoir (Bélgica | 1975)

La pequeña localidad de Valonia presentó un recorrido de 20 vueltas a un circuito de 13 kilómetros. Cada uno de esos giros presentaba una dificultad montañosa de cuatro kilómetros al final. Cuatro km. al 5%, con un tramo al 9%. El ganador en aquella edición fue Hennie Kuiper, un neerlandés considerado uno de los cien mejores ciclistas de la historia de este deporte. El corredor iba junto a otros diez favoritos en los kilómetros finales. A relevos. No querían que les cogieran por detrás. Sin embargo, no esperó a jugarse todo al sprint y lanzó un duro ataque a falta de varios kilómetros. Hizo así la ascensión en solitario, logrando el triunfo con 17 segundos de ventaja con sus perseguidores, entre los que estaban Eddy Merckx o Francesco Moser. En aquel Mundial el español Pedro Torres hizo cuarto.