Markel Irizar: «A mi masajista le cuento cosas que a lo mejor no cuento a mis amigos»