Tao Geoghegan, otro talento del Sky, deja sin triunfo a Aranburu

Tao Geoghehan gana la primera etapa del Tour de los Alpes./sky
Tao Geoghehan gana la primera etapa del Tour de los Alpes. / sky

El joven británico gana la primera etapa, en la que ya se movió Nibali, por delante del guipuzcoano y de Pello Bilbao

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

En Hackney, distrito obrero de Londres, los niños como Tao Geoghegan Hart jugaban al fútbol. Era un barrio gris, casi marginal. Ahora, como pasa en tantas ciudades, se ha convertido en un enclave de moda, lleno de artistas, diseñadores y establecimientos decorados a la última. Hart tiene 24 años y es de allí, pero lleva tiempo sin ver cómo cambia su paisaje infantil. Cuando con 14 años dejó el balón y cogió la bicicleta, eligió viajar. Se formó en el equipo amateur estadounidense dirigido por Axel Merckx, hijo del 'caníbal', se afincó al sol en Girona y ayer, al fin, logró su primera victoria profesional en Austria, en el Tour de los Alpes, por delante de otro corredor de su edad, el guipuzcoano Alex Aranburu, y del vizcaíno Pello Bilbao.

El Tour de los Alpes es el viejo Giro del Trentino, una carrera de primavera en el Tirol. Una postal. La primera etapa salió y terminó en Kufstein, en la ladera austriaca de esa cordillera. En el tramo final esperaba un repecho de dos kilómetros. Ahí apareció Nibali, que viene de coger oxígeno durante tres semanas en el volcán del Teide. Su erupción sólo pudo ser respondida por Majka y por dos jóvenes talentos del Sky, Hart y Sivakov. Detrás, el Astana tiraba de Pello Bilbao con Froome a su rebufo.

Bilbao, en primera persona, enlazó con el cuarteto. Enseguida se les sumaron otra quincena de dorsales. Entre ellos iba Alex Aranburu, ganador del Circuito de Getxo en 2018. Un ciclista con punch. El guipuzcoano intentó primero adelantarse al sprint y, visto que no podía, se metió en la pelea final. Casi gana. Le faltó un suspiro para superar a Tao, que nació, como él, en 1995, aunque no en Ezkio sino en un barrio obrero de Londres. En la meta, todos se acordaron de Scarponi, fallecido hace dos años justo después de ganar una etapa en esta carrera tirolesa.