El empate da a Gorka Izagirre el Tour de Provenza

Gorka Izagirre atiende a los medios tras ganar el Tor de Provenza/
Gorka Izagirre atiende a los medios tras ganar el Tor de Provenza

Acaba con el mismo tiempo que Clarke, pero trece centésimas del prólogo deciden a favor del guipuzcoano

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

Aunque ha ganado el Tour de Provenza en la última etapa, en realidad lo hizo en la primera. Gorka Izagirre (Astana) acabó el jueves en el puesto 18 del prólogo, en Saintes Maries de la Mer, a 29 segundos del vencedor, Filippo Ganna. Detrás del guipuzcoano quedó Simon Clarke, en la plaza 28 a 36 segundos. Entonces no parecía que esos tiempos iban a tener relevancia. Y la han tenido. Tras la etapa final, resuelta al sprint por John Degenkolb, la clasificación general reflejaba un empate entre Izagirre y Clarke. Según el reglamento, en caso de igualdad deciden las centésimas de la contrarreloj. Y 13 centésimas le han dado el triunfo a Gorka Izagirre, que mantiene la racha de su equipo, el Astana, y también la racha familiar. Su hermano, Jon, ha ganado este mes la Vuelta a la Comunidad Valenciana.

Izagirre subió al podio con el maillot de líder, tan parecido al que lució Bernard Hinault en el equipo La Vie Claire. Había ganado por un suspiro. No fue cuestión de suerte. El sábado, en la etapa más complicada, Thibaut Pinot desplegó toda su artillería en cada cuesta. Ordenó a sus gregarios acribillar al guipuzcoano. «Me ha masacrado», reconoció Izagirre en la meta. Pero resistió. Si salvaba ese día, la carrera estaba en su mano.

Apenas aventajaba en un par de segundos a su seguidores, Pinot y Gallopin. Y otros como Clarke estaban a tiro de bonificaciones. La última etapa (162 kilómetros entre Avignon y Aix-en-Provence) contenía algún repecho, pero parecía destinada al sprint para velocistas resistentes. Y así ha sucedido. El alemán Degenkolb batió a Clarke, Maldonado y Gallopin, que al ser cuarto se quedó sin la bonificación que le hubiera dado el triunfo. Clarke, en cambio, sí sumó seis segundos y, así, igualó en la general con Izagirre. En la meta ha habido suspense, hasta que los jueces ha pasado la lupa por las milésimas que dejó el prólogo. Esos dígitos que tan pocas veces cuentan han resultado decisivos en favor de Gorka Izagirre. La temporada de los hermanos de Ormaiztegi ha comenzado redonda. Y ya se acercan sus grandes objetivos: la París-Niza y la Itzulia.