Dumoulin renuncia al Tour

Momento del abandono de Tom Dumoulin en el pasado Giro de Italia. /afp
Momento del abandono de Tom Dumoulin en el pasado Giro de Italia. / afp

A la baja de Froome se suma ahora la del holandés, que no ha podido recuperarse de la caída que le bajó del Giro

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

Tampoco Tom Dumoulin estará el 6 de julio en la salida del próximo Tour de Francia. La ronda gala pierde al segundo clasificado el año pasado, que se suma a la baja del gran favorito, Chris Froome. Los dos han sido barridos por las caídas. Froome se fue contra un muro mientras preparaba la semana pasada la contrarreloj del Dauphiné. Y Dumoulin no ha podido recuperarse de la caída que sufrió en mayo en la cuarta etapa del Giro de Italia. El holandés también se retiró del reciente Dauphiné por molestias en la rodilla dañada. Ya en casa tuvo que pasar por el quirófano para tratar esa articulación. Y ahora su equipo, el Sunweb, y el propio corredor anuncian que no participará en el Tour. «Me he dado cuenta de que no puedo alcanzar mi nivel a tiempo. He intentado llegar, pero tengo que escuchar a mi cuerpo», lamenta el ciclista holandés.

Como en 2018, Dumoulin se ha atrevido con el doblete Giro-Tour. Esa temporada subió al podio en las dos carreras y este año no terminará ninguna. Y todo por la caída sufrida en la cuarta etapa del Giro. Su rodilla izquierda quedó maltrecha y con la marca de aceite que dejan los dientes de una catalina. Al día siguiente, bajo un diluvio, se presentó en la salida. «No puedo dejar el Giro sin antes intentar seguir en él», declaró. La voluntad le duró un kilómetro. Tuvo que rendirse a la evidencia. De inmediato puso el foco en el Tour. Cambió de planes.

Por eso, eligió el Dauphiné como puente de preparación hacia el podio de París. Pero no rindió como esperaba y, lo peor, su rodilla se resintió. El paso por el quirófano de la pasada semana fue el preludio de la decisión ahora adoptada. El Tour ha perdido en apenas unos días a dos de sus grandes favoritos, primero a Froome y ahora a Dumoulin. A partir de este momento, su meta es recuperar el buen estado de su pierna y después, si todo va bien, tratar de salvar este año torcido en la Vuelta a España y el Mundial.