El ciclista que celebra victorias que no son suyas

El ciclista que celebra victorias que no son suyas

Como en la Vuelta 2012, Marcos García levanta los brazos en el Tour de Thailandia cuando ya había llegado un escapado

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

En carrera, los ciclistas suelen ir a ciegas. Pendientes de la rueda que les precede. A veces, entre tanto ataque, no es fácil saber si por delante queda algún escapado. Por eso, en ocasiones, algún corredor llega a la meta y levanta los brazos creyéndose el vencedor cuando la etapa ya la ha ganado otro. Al madrileño Marcos García le sucedió en la Vuelta a España de 2012 y le ha vuelto a pasar este miércoles en el Tour de Thailandia.

Con distinto maillot, las dos fotografías son parecidas. El ciclista de San Martín de Valdeiglesias festeja un triunfo que no le corresponde. En la Vuelta a España fue el australiano Simon Clarke el que apareció antes que él en la meta de Valdezcaray y ahora otro dorsal de las antípodas, Ryan Cavanagh, le ha privado del éxito.

Marcos García fue uno de los mejores ciclistas de su generación. Ganó la Vuelta a Álava y la Bira. Debutó como profesional en el Xacobeo y con el Caja Rural estuvo en aquella etapa de Valdezcaray. Ahora, con 32 años, es ciclista en Japón, donde ha acumulado prestigio y triunfos. En la tercera etapa del Tour de Thailandia se ha visto de nuevo ganador. Y no. Espejismo. Le ha pasado como en la Vuelta 2012.