Euroliga 2018-2019

El Madrid defiende su trono europeo con Vitoria como meta

Sergio Llull celebra una canasta con el Real Madrid. /EFE
Sergio Llull celebra una canasta con el Real Madrid. / EFE

El vigente campeón, que se estrena este jueves contra el Darussafaka, es uno de los favoritos al título junto al Fenerbahçe y el CSKA

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

El Real Madrid comienza este jueves a defender su trono en la Euroliga con Vitoria como meta, en el final de un largo camino con 30 jornadas de fase regular, durante seis meses, y la resolución del título por primera vez en la historia en la capital alavesa, entre el 17 y el 19 de mayo. Con cuatro representantes españoles, ya que además del defensor de la gran corona continental también participan el Baskonia, el Barcelona y el debutante Gran Canaria, la Euroliga arranca con tres claros favoritos.

El Real Madrid, diez veces rey de Europa, el Fenerbahçe de Zeljko Obradovic (nueve veces campeón el técnico serbio) y el CSKA de Sergio Rodríguez son los principales candidatos a adjudicarse el título y repetir en una Final Four a la que aspira con ansia el Baskonia, para tener la posibilidad de luchar por la Euroliga ante su afición en el Buesa Arena. El CSKA y el Barça serán los encargados de inaugurar la competición, este jueves en Moscú, a partir de las 19:00 horas, mientras que el Real Madrid se estrenará en su cancha a partir de las 21:00 horas contra el Darussafaka turco (campeón de la Eurocopa). El Baskonia y el Gran Canaria debutarán el viernes, a domicilio, frente al Zalgiris de Kaunas y el Fenerbahçe, respectivamente.

En la que será la tercera temporada con formato de fase regular de todos contra todos, el Real Madrid, que afrontará su decimoctava participación en la Euroliga, la decimosegunda consecutiva, tendrá el complicado objetivo de revalidar la corona, aunque huérfano de Luka Doncic, en esta nueva edición tendrá a priori más dificultades. Posiblemente no para presentarse de nuevo en la Final Four, aunque Pablo Laso reconoce que «es más difícil llegar a la Final a Cuatro que ganarla», pero sí para proclamarse campeón por segunda vez consecutiva, algo que no consigue desde hace medio siglo, en 1968. El Olympiacos, eterno aspirante griego junto al Panathinaikos, fue el último equipo que consiguió revalidar el máximo título europeo, en 2013, al ganar precisamente al Real Madrid en la final en Londres.

Aunque el Madrid es tercero en las apuestas, por detrás del CSKA y del Fenerbahçe, el conjunto de Laso, pese al golpe que ha supuesto la marcha de Doncic, presume de nuevo de Sergio Llull en plena forma, mantiene el bloque de la pasada temporada y no ha perdido la ambición. «El año pasado tampoco nos daban como favoritos y ganamos», recordó este miércoles el capitán madridista, Felipe Reyes. «Seguimos casi todos, con dos fichajes que aportan mucho», destacó el pívot cordobés, en alusión a Klemen Prepelic y Gabriel Deck. También han apostado por la continuidad el CSKA y el Fenerbahçe, aunque el equipo ruso de Dimitris Itoudis se ha reforzado con Alec Peters y el turco con otros ex de la NBA como Joffrey Lauvergne y Tyler Ennis.

Renovados

Los que se han renovado son, sobre todo, el Barcelona, el Maccabi de Tel Aviv y el Anadolu Efes. El equipo azulgrana, tras los fracasos de no entrar ni siquiera entre los ocho primeros las dos últimas Euroligas. Ya sin Juan Carlos Navarro en una plantilla con media docena de fichajes, entre los que destacan Chris Singleton, Kevin Pangos y Kyle Kuric. También tiene seis caras nuevas el Maccabi, entre ellas, la del base Stottie Wilbekin (MVP de la Eurocopa con el Darussfaka). En el caso del Efes hay que destacar la llegada del exdirector de juego de Baskonia Shane Larkin, que el pasado curso defendió la camiseta de los Celtics.

El que tendrá una motivación extra en la competición es el Baskonia, que también ha participado en las 18 ediciones de la Euroliga con su nueva denominación y ha llegado ya a cinco Final Four, aunque nunca ha podido ser campeón. Su última presencia en la batalla por el título fue en 2016, en Berlín, y el Baskonia y su afición sueñan con un reto mayúsculo para poder disfrutar en el Buesa Arena, dentro se siete meses, tras un exigente recorrido.

 

Fotos

Vídeos