Copa del Rey 2019

La ACB y los árbitros asumen «errores arbitrales graves» pero eso no calma al Madrid

Ante Toic, entre Anthony Randolph y Gustavo Ayón. /EFE
Ante Toic, entre Anthony Randolph y Gustavo Ayón. / EFE

Respuesta oficial a un conjunto indignado, que califica de «lamentables» las explicaciones emitidas, y que lanzó un tuit con un vídeo de las polémicas acciones «que han decidido las dos últimas finales de Copa»

AMADOR GÓMEZ Madrid

Con la Copa del Rey ensuciada por los árbitros y el vídeo, el resumen más sensato y acertado entre los verdaderos protagonistas de la polémica durante la final entre el Real Madrid y el Barcelona lo expuso Pierre Oriola. «No es canasta de Tomic. El balón toca por debajo del aro y ya está. Es rebote de Randolph. Lo reconozco y lo digo en voz alta sin problemas, pero antes hay una falta clamorosa que es antideportiva, dos tiros y balón para nosotros», reconoció el ala-pívot azulgrana, para quien «los árbitros se equivocaron en una acción clarísima (el manotazo de Randolph a Singleton a falta de 11 segundos con 90-92 a favor del campeón), como la última (con canasta fantasma decretada en el último segundo a favor del Barça para decidir el título tras la revisión del vídeo)».

Casi 24 horas después, tanto árbitros como Antonio Martín, presidente de la ACB, como los árbitros de la final AEBA reconocieron en dos comunicados que «hubo errores graves en el final del partido». Los colegiados, además de recordar su «máxima confianza en el colectivo arbitral», dejan en manos de la competición « las decisiones que pueda tomar la ACB en relación a dichos errores» y trasladan su «total disposición para seguir colaborando en nuestra formación técnica continua durante la temporada para el mejor arbitraje posible».

De hecho, aunque recuerdan que los «árbitros ACB están al más alto nivel técnico mundial y así es reconocido internacionalmente en todos los torneos y campeonatos» insisten en que «no por ello dejamos de ser humanos y cometemos errores». Errores que «duelen y afectan y por ello trabajamos y seguiremos haciéndolo cada semana para tratar de evitarlos. Nos duele, como amantes que somos todos de este deporte, estar en todos los medios por esta circunstancia y ser culpables de ello. Nos afecta, porque respetando a cada Club, equipo y aficionado, detrás de cada error hay un árbitro que es persona y que sufre como el que más, el error cometido».

«Nuestros árbitros ACB están al más alto nivel técnico mundial y así es reconocido internacionalmente en todos los torneos y Campeonatos a los que asistimos, pero no por ello dejamos de ser humanos y cometemos errores. Errores que nos duelen y afectan y por ello trabajamos y seguiremos haciéndolo cada semana para tratar de evitarlos»

Insiste la nota de la AEBA que trabajan «estrecha y diariamente con el Departamento Técnico ACB quienes con todos los medios a su alcance, nos ayudan a crecer como árbitros a todos los niveles (conocimiento del juego, técnica arbitral, reglas y gestión emocional) y así estar lo mejor preparados para las más de 300 decisiones que cada árbitro debe tomar en cada partido, para los finales de partidos con tantísima tensión y tan estresantes como este domingo, pero que siempre han sido y son la esencia de nuestro deporte que tanto queremos. Deseamos de manera sincera que nunca vuelva a ocurrir nada de lo sucedido y así, podamos disfrutar de aquello que nos une, de nuestro deporte, el baloncesto».

La respuesta oficial de los árbitros y de la la ACB no contentó a un Real Madrid indignado que califica las explicaciones y valoraciones emitidas en ambos comunicados como «lamentables, teniendo en cuenta la gravedad de lo sucedido» y exige «una respuesta clara a lo ocurrido con una jugada que es revisada por el trío arbitral en el instant-replay». «El Real Madrid por supuesto que comprende los errores humanos que se pueden producir en cualquier deporte, pero asegura que seguirá estudiando las medidas y actuaciones a adoptar ante la enorme gravedad de los hechos acontecidos», añade.

ACB promete mejorar

Fue una nota publicada poco antes de que Antonio Martin hiciese una valoración del torneo una vez finalizada la Copa del Rey de Madrid, que calificó primero como «un éxito organizativo con un excelente nivel deportivo, las mejores retransmisiones televisivas que hemos vivido en la historia de la competición y ocho aficiones volcadas con un gran ambiente» si bien en la final «es evidente que han existido varios errores arbitrales graves al final del partido».

Antonio Martín ahonda en que «por primera vez hemos puesto a disposición de todo el mundo la imagen del Instant Replay y por tanto toda la actuación en referencia a la jugada es pública y los aficionados han podido ver en directo exactamente lo que han revisado y la decisión que han tomado los árbitros. Por otro lado, también ha habido acciones que por reglamento no se pueden revisar por el Instant Replay y en las que no debería caber el error. Cada vez contamos con más avances tecnológicos y debemos usarlos de la manera adecuada para ayudar al estamento arbitral a tomar las decisiones correctas, siempre sabiendo que se ha de convivir con el error humano. Mejorar de forma relevante este aspecto y en la formación técnica de manera continuada durante toda la temporada es una prioridad para nosotros en los próximos meses, y lo vamos a hacer conjuntamente con el colectivo arbitral», razonó.

Un Madrid desatado: indignación y órdago

De esta manera se dio respuesta a un Real Madrid que había lanzado un tuit en su cuenta oficial de la sección de baloncesto para exhibir su indignación horas después de haber filtrado su amenaza de abandonar la ACB al considerarse perjudicado por el arbitraje en la final de la Copa del Rey perdida la noche del domingo ante el Barça con una polémica acción a falta de un segundo para el término de la prórroga.

«Estas decisiones arbitrales deciden dos finales de Copa», escribió el club blanco sobre un vídeo en el que se refleja una falta de Víctor Claver a Jeffery Taylor en los últimos segundos de la final de la Copa de Las Palmas 2018 y la canasta fantasma concedida a Ante Tomic ante Anthony Randolph, después de que los colegiados, tras la revisión, decretasen un tapón ilegal del madridista que fue rebote legal.

La honestidad de los colegiados se había puesto en duda tras ignorar una antideportiva a favor del Barça diez segundos antes de declarar tapón ilegal un rebote legal de Randolph.

«Es el segundo año que ocurre una desgracia en el arbitraje contra el Real Madrid. Viendo esa jugada en el Instant Replay, si entre los tres árbitros no han visto que es un tapón legal, algo ha pasado que está mal. Ya en la pasada Copa del Rey sufrimos una situación parecida y nos callamos, pero creo que ya no nos debemos callar», se quejó tras la final del domingo el responsable de la sección de baloncesto del Madrid, Juan Carlos Sánchez, que solicitó a la ACB un comunicado reconociendo que los árbitros se equivocaron.

Fruto del calentón, el Real Madrid llegó a filtrar a los medios que estaba dispuesto a abandonar la ACB si la patronal de clubes no aparta a los árbitros que erraron al resolver sobre la acción entre Randolph y Tomic, aunque no hace ninguna mención el club blanco a la anterior falta antideportiva, también decisiva y clamorosa, de Randolph a Singleton, a falta de 11 segundos, que hubiera certificado antes el título a favor de los azulgrana.

«¿Qué significa dos años consecutivos? ¿Que hemos robado el año pasado también?», llegó a preguntar Tomic la madrugada del lunes en la Ser cuando se le preguntó por los gritos de Felipe Reyes camino del vestuario gritando que era la segunda vez que al Madrid le «robaban» la Copa del Rey. «Sobre el tapón o no, no lo sé. Hay que preguntar a los árbitros que saben las reglas y deciden», añadió el pívot croata.

El Real Madrid, tras haber lanzado su ultimátum a la ACB, había comentado a sus más cercanos también que se planteaba consultar a sus socios si debe o no retirarse de la Asociación de Clubes de Baloncesto. Y entonces, a última hora de la tarde Antonio Martín publicó una nota en su web en la que valoró el torneo como «un éxito organizativo con un excelente nivel deportivo, las mejores retransmisiones televisivas que hemos vivido en la historia de la competición y ocho aficiones volcadas con un gran ambiente». No obstante, el dirigente explica que en la final «es evidente que han existido varios errores arbitrales graves al final del partido».

Antonio Martín ahonda en que «por primera vez hemos puesto a disposición de todo el mundo la imagen del Instant Replay y por tanto toda la actuación en referencia a la jugada es pública y los aficionados han podido ver en directo exactamente lo que han revisado y la decisión que han tomado los árbitros. Por otro lado, también ha habido acciones que por reglamento no se pueden revisar por el Instant Replay y en las que no debería caber el error».

«También ha habido acciones que por reglamento no se pueden revisar por el Instant Replay y en las que no debería caber el error» ANTONIO MARTÍN

«Cada vez contamos con más avances tecnológicos y debemos usarlos de la manera adecuada para ayudar al estamento arbitral a tomar las decisiones correctas, siempre sabiendo que se ha de convivir con el error humano. Mejorar de forma relevante este aspecto y en la formación técnica de manera continuada durante toda la temporada es una prioridad para nosotros en los próximos meses, y lo vamos a hacer conjuntamente con el colectivo arbitral», razona.

«Un puto robo»

Muchos entendieron que esto sucedió para calmar a un Real Madrid que se había encargado este lunes de amplificar y exhibir su indignación por lo que considera una nuevo «robo», y en su propia casa, llegando incluso a filtrar su amenaza de abandonar la ACB, con ultimátum incluido, si no aparta a los árbitros encargados de dirigir la final. En el segundo y definitivo error, declararon canasta de Tomic tras estudiar esa jugada durante menos de un minuto y, según se queja el Real Madrid, sólo haber consultado dos de los once tiros de cámara que había disponibles.

«Es el segundo año que ocurre una desgracia con el arbitraje contra el Real Madrid. Viendo esa jugada en el 'instant replay', si entre los tres (árbitros) no han visto que es un tapón legal, algo ha pasado que está mal» JUAN CARLOS SÁNCHEZ

En alguna de dichas tomas sí se aprecia con claridad que el balón pega en el aro antes de ser capturado por Randolph, pero en muchas otras, como la que se mostró la noche del domingo en los videomarcadores del pabellón, no se puede determinar si la pelota toca o no el aro antes de dar en el tablero y de que la recoja el jugador del Real Madrid. «Es el segundo año que ocurre una desgracia con el arbitraje contra el Real Madrid. Viendo esa jugada en el 'instant replay', si entre los tres (árbitros) no han visto que es un tapón legal -«fue rebote», aclaró Pablo Laso-, algo ha pasado que está mal», se quejó la noche del domingo el responsable de la sección de baloncesto del club blanco, Juan Carlos Sánchez, aunque sin querer hablar de la determinante antideportiva de Randolph a Singleton.

El caso es que, tuviesen o no la ayuda de la mejor imagen en una acción tan decisiva, la honestidad de los árbitros está siendo puesta en duda, ya que se interpreta que quisieron compensar al final a favor del Barça tan sólo diez segundos después de haber perjudicado a los azulgrana. «Estas decisiones arbitrales deciden dos finales de Copa», lanzó el Real Madrid en su cuenta de Twitter junto a un vídeo en el que reflejó no sólo el rebote de Randolph frente a Tomic y la posterior canasta concedida al croata, sino también la falta de Claver a Taylor, que no fue pitada por los árbitros, también a falta de diez segundos de la final de Copa del pasado año en Las Palmas, y que hubiera podido dar el título al Madrid. ¡Vaya puto robo! Que lo oiga todo el mundo. Dos años seguidos», gritó Felipe Reyes camino del vestuario. «Qué puta verguenza, chaval», añadió tras él Rudy.

«¿Qué significa dos años consecutivos? ¿Que hemos robado el año pasado también?», preguntó con ironía Tomic de madrugada del cuando se le recordó la explosión de enfado de Reyes «Duele perder al final, en casa. Esfuerzo enorme del equipo y un Palacio excepcional, como siempre. Gracias a todos», escribió este domingo Sergio Llull, el que pisó la línea del centro del campo generando el cántico «¡Era campo atrás!», usado por los rivales del Madrid y por los propios madridistas para celebrar el título en el vestuario en 2017.

La ACB retira la licencia a Campazzo y a Felipe Reyes

Los árbitros de la final de la Copa del Rey jugada el domingo entre el Barça Lassa y el Real Madrid reflejaron en el acta los insultos de los jugadores madridistas Felipe Reyes y Facundo Campazzo y, como es preceptivo en estos casos, decidieron retirar sus licencias federativas hasta que se resuelvan sus respectivos expedientes disciplinarios.

Fuentes de la ACB explicaron que se trata de un procedimiento habitual en los partidos en los que se producen peleas, faltas de respeto o insultos, y tendrá que ser ahora el juez disciplinario de la Federación quien decida si se toma alguna medida contra ellos

Según reflejaron los árbitros en el acta, el base argentino del Real Madrid Facundo Campazzo se dirigió a ellos diciendo «ladrón» en tres ocasiones, mientras que Felipe Reyes, capitán del equipo, les dijo textualmente «esto es una puta vergüenza, un puto robo».

En estas situaciones, los árbitros toman la decisión de retirar las licencias federativas de los jugadores a la espera de que se decida si se le sanciona con alguna multa económica o con uno o varios partidos de suspensión, añadieron las fuentes.

Más información