Final Four de la Euroliga

El Real Madrid, autocrítico: «Tenemos que cambiar cosas»

Facundo Campazzo se lamenta durante el partido ante el CSKA./EFE
Facundo Campazzo se lamenta durante el partido ante el CSKA. / EFE

Los jugadores del equipo blanco reconocen que, al igual que ocurrió en la final de Copa, frente al CSKA «se cometieron errores y se pagó caro»

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZVitoria

«En dos partidos decisivos (en la final de Copa ante el Barcelona y en la semifinal de la Euroliga frente al CSKA) perdimos una ventaja bastante importante (de hasta 17 y 14 puntos, respectivamente) y tenemos que intentar cambiar cosas para que todo el mundo mire en qué ha fallado, para que en el futuro no se vuelva a repetir». Son palabras del capitán del Real Madrid, Felipe Reyes, el día después del varapalo sufrido en la Final Four de Vitoria, donde el pívot cordobés no jugó un solo minuto. «Yo estoy jodido. Le ha dado muchas vueltas a la cabeza, pensando en las cosas que podía haber hecho mejor para no tener esos errores en el futuro», apuntó Sergio Llull, que firmó un pésimo partido contra el CSKA (1 de 10 en triples). «Son cosas, cosas mías...», zanjó con gesto muy serio el escolta balear cuando se le preguntó a qué se refería concretamente.

Sin poner excusas con el arbitraje, al contrario de lo que ocurrió hace tres meses después de la polémica final copera contra el Barça, los jugadores madridistas quisieron hacer autocrítica y justificar la dolorosa derrota en el Buesa Arena, aparte de que «esto es deporte y unas veces se gana y otras se pierde», en que «pasaron muchas cosas que no se pudieron controlar» y en que «al final se cometieron errores», como reconoció Facundo Campazzo. «Tenemos que ser exigentes con nuestro juego por lo que pasó y centrarnos en qué ocurrió para que después de ir ganando por 14 (en el tercer cuarto) nos remontaran. Contra un equipo del nivel del Barcelona o del CSKA te equivocas y lo pagas caro», añadió el base argentino. «Si no ganamos fue porque el rival fue mejor y tuvimos errores al final que nos costaron perder, pero ya está. No creo que por un partido ahora haya que cambiar la plantilla. Tenemos el mejor equipo que hay en Europa, y no creo que haya que cambiar a todos los jugadores, sino intentar corregir errores y acabar bien la temporada», insistió Reyes, para quien «duele mucho perder después de haber tenido una ventaja tan importante».

Llull intentó explicar con más detenimiento las claves del hundimiento del Real Madrid que propiciaron la «merecida» victoria del CSKA: «Se escapó el triunfo por varios factores, porque nos atascamos en ataque tres o cuatro minutos, enfrente había un auténtico equipazo que no te perdona y a cara o cruz ha salido cruz las dos veces esta temporada». «Han sido un cúmulo de circunstancias, el acierto del rival, el desacierto nuestro... Un poco todo», se lamentó el jugador menorquín, que quiso sin embargo lanzar un mensaje de optimismo: «Este equipo ha demostrado muchas veces que ante las adversidades se crece y cuando ha perdido un partido importante se ha levantado. Ahora tenemos que trabajar para intentar ganar la Liga, que es el objetivo», admitió Llull, coincidiendo Reyes con él en que «hay que pensar en lo que queda por delante y centrarse en el objetivo de conseguir el título».

Reyes, «muy fastidiado»

Felipe Reyes estaba aún más dolido por no haber tenido la oportunidad de salir a la cancha. «A mí siempre me gusta jugar y ayudar. No soy nada conformista. Me fastidia mucho no jugar este tipo de partidos cuando he jugado muchos de estas características a lo largo de mi carrera, pero es lo que hay. Yo intento hacer todo lo posible para cambiar la situación», afirmó resignado el veterano capitán madridista, recordando: «Cuando he salido siempre se ha visto que he dado el cien por cien».

Ya antes de la frustrada defensa de la Copa de Europa en la Final Four de la capital alavesa el Real Madrid pretendía fichar a Nando de Colo o recuperar a Sergio Rodríguez, los deseos del club se han reforzado tras la enorme decepción y, aunque en el equipo que dirige Pablo Laso nadie quiere hablar de posible fin de ciclo, habrá consecuencias, como la más que probable no continuidad de Gustavo Ayón, aparte de algún fichaje importante. «Pensar en que esto puede trastocar los planes para la próxima temporada y en hacer una renovación no es nuestro trabajo. Para eso están los directores deportivos. Nosotros nos tenemos que dedicar a jugar y a hacer nuestro trabajo lo mejor posible. Que pase lo que tenga que pasar, pero intentaremos cumplir el próximo objetivo, que es la Liga», zanjó Campazzo, que quiso recordar que «hay que valorar lo que este equipo ha hecho a lo largo de toda la temporada».