Baloncesto

Made Urieta: «La permanencia va a estar más cara que nunca, cada triunfo costará»

Made Urieta reconoce las dificultades para formar una plantilla competitiva. / Jesús Andrade

Tras renovar, la entrenadora del Araski cumplirá su quinta temporada en la escuadra vitoriana y quiere un equipo «valiente, atrevido y que transmita»

Lunes, 28 mayo 2018, 00:12

Made Urieta continuará una temporada más al frente del banquillo del Araski en lo que será su quinta campaña con el primer equipo, la tercera en la élite del baloncesto femenino. Mientras se empiezan a perfilar los nuevos equipos para la próxima temporada con muchos cambios en los banquillos, el club vitoriano sondea el mercado y abre otros que se adapten a sus limitaciones económicas. La alavesa quiere implantar su estilo veloz y alegre, ese que no logró la pasada temporada. Una espina clavada que le empuja a ser más ambiciosa y a aspirar a más cosas con el conjunto vitoriano, consciente de que la permanencia estará cara ante escuadras emergentes y con grandes presupuestos, como el recién ascendido Valencia. Urieta no descansará en verano y se incorporará a la selección sub'17 como ayudante para disputar el mundial de Rusia en julio. Vive un momento dulce dentro de la difícil profesión de entrenadora.

–Su quinta temporada al frente del primer equipo. ¿Ha tenido otras ofertas?

–No. Soy sincera. Desde el primer momento tenía claro que quería continuar en el Araski, porque es donde mejor puedo estar. Lo hemos demorado un poco porque en el club somos generosas y hemos priorizado las renovaciones de jugadoras y las conversaciones con otras. Era cuestión de reunirme con la junta directiva y decir que sí.

«Ya no es el plan A o B, nos hemos debido ir al plan F para tener acceso a otras jugadoras»

–¿Cómo está el mercado de fichajes y hacia donde miran para reforzar el primer equipo?

–Este año está siendo especialmente complicado desde que estamos en el baloncesto profesional. El mercado no es fácil porque las jugadoras se han revalorizado, los equipos están apostando más fuerte con presupuestos más altos y eso dificulta la labor. Ya no es el plan A o B, nos hemos tenido que ir al plan F, lo que supone muchas más horas de trabajo y abrir el mercado a agentes italianos, franceses y americanos para tener más acceso a otras jugadoras. Las que están en el mercado español no se adaptan a los requisitos económicos de nuestro presupuesto.

–Es decir, están buscando bueno, bonito y barato.

–(Risas). Uff , eso ya se está acabando. Esto empieza a cambiar. Lo barato digamos que son melones que no sabes lo que te puedes encontrar. Eso es un riesgo porque un error en un fichaje puede suponer un año complicado. Esta vez, de hecho, si todo va bien vamos a ir a algún mercado menos común. Intentaremos llegar a otros sitios para ser fieles al presupuesto e ir con paso firme.

Pendientes de Roundtree

–¿Las prioridades son una base y una pívot con experiencia y calidad?

–Sí, por ahí van los tiros. Reforzar el juego interior con una pívot dominadora y tener una base que controle el tempo de los partidos y que dirija es fundamental, pero eso creo que lo buscan todos los equipos. En el Araski apostamos por bases españolas, pero es cierto que son las que más revalorizadas e inalcanzables están. Y las de segunda fila han subido mucho su caché. Igual nos toca hacer algún experimento, ya veremos.

–Dábamos por hecho que Margaret Roundtree sería la jugadora clave en el juego interior. ¿Se han distanciado las posturas?

–El caso de Margaret es especialmente peculiar porque está teniendo altibajos. Momentos que se ve cerca y otros lejos. Espero que se resuelva pronto. Sabemos lo que nos puede dar y es una figura importante. Con ella, seguro que tendremos un equipo más sólido.

«Tenía claro que quería seguir aquí, era cuestión de reunirme con la directiva y decir que sí»

–¿De qué depende la continuidad de las jugadoras de casa como Arrate Agirre, Cristina Molinuevo o Ane Aldalur?

–Para el club y su filosofía la continuidad de las jugadoras de casa es fundamental y estamos intentando por todos los medios que continúen. Ellas tienen sus complicaciones, como es compatibilizar el trabajo y los estudios con el baloncesto profesional. Es complicado año a año poderlas mantener, pero nuestra apuesta sigue siendo firme.

Preparación, «fundamental»

–¿Y Marta Tudanca?

–Es una jugadora muy importante, pero también tiene otras ofertas que está valorando. El verano es largo para decidir la mejor opción.

–¿El Araski seguirá apostando por jugadoras de futuro como han sido los casos de Umi Diallo e Irati Etxarri?

–El caso de Irati está más complicado. Creemos que la jugadora necesita un cambio para seguir progresando, quizás en el Araski se ha quedado algo estancada o acomodada. En el caso de Umi, demostró la pasada temporada que puede ser una pívot importante en la Liga Dia. Nuestra idea es que continúe, pero estamos a la espera.

–¿A qué aspirará Araski en su tercera temporada en la máxima categoría?

–Con todo lo que se está anunciando en cuanto a fichajes y equipos muy reforzados, la permanencia va a estar más cara que nunca. Eso va a significar que va a ser fundamental hacer un gran trabajo de pretemporada, donde ya no solo será importante lo táctico y técnico sino también lo psicológico para ser capaces de levantarnos rápido de posibles derrotas. Queremos competir en todos los partidos, pero cada triunfo que logremos nos costará mucho esfuerzo.

–Con lo ambiciosa que es, ¿confiesa que tiene una espina clavada del año pasado?

–Sí, por supuesto. Seguramente es el motivo por el que tenía más claro que nunca que quería continuar. La temporada pasada no fue mala, pero es cierto que yo quiero siempre más. Hubo partidos que ganamos y una salvación tranquila, pero no me siento satisfecha por el juego. Esa espina se me ha quedado clavada. Aunque la próxima temporada perdamos o quedemos del puesto décimo para abajo, quiero ver un equipo que transmita otras cosas. Esa sensación de ser un equipo valiente, atrevido y con infinita confianza. El pasado año no supe transmitir eso a mis jugadoras.

–Su verano se dividirá entre la planificación de su club y su presencia como segunda entrenadora de la selección sub'17.

–Estoy muy contenta por la llamada de la selección y por compartir banquillo con Miguel Ángel Ortega, porque voy a aprender mucho, algo que creo que nunca se debe dejar de hacer, y tengo la fortuna de poder estar al lado del mejor. Nos centraremos en hacerlo lo mejor posible.

Secciones
Servicios