Un árbitro vizcaíno denuncia una agresión tras un partido de baloncesto

Exterior del polideportivo Mikel Trueba de Santurtzi. /
Exterior del polideportivo Mikel Trueba de Santurtzi.

El colegiado, según su versión, fue amenazado y posteriormente recibió un puñetazo por un miembro de la directiva del Santurtzi

MIKEL GARCÍA Bilbao

El pasado sábado Santurtzi y Mondragón se enfrentaban en la sexta jornada de la Liga EBA. Un duelo que se resolvió de manera favorable para el conjunto guipuzcoano por 56-69. Sin embargo, el marcador quedó en una anécdota ya que tras el encuentro uno de los árbitros, Paul Urbano, denunció una presunta agresión por parte de un directivo del club vizcaíno, I. M.

Según relata el propio agredido, los hechos sucedieron cuando él y sus compañeros abandonaban el polideportivo Mikel Trueba. «Nos dirigimos a nuestros vehículos, yo había acudido en moto y mis compañeros en coche. Me despedí de ellos y cuando estaba poniéndome la chaqueta ocurrió todo», apunta.

Al parecer el directivo del Santurtzi, según cuenta Urbano, se dirigió a él diciendo: «Te parecerá bonito lo que has hecho». El colegiado decidió no responder. «Si vuelves a venir a reírte de nosotros te arranco la cabeza». Fue la amenaza que recibió el árbitro. «Seguí sin decir nada y me giré para abrir el baúl de la moto, momento en el que recibí un puñetazo en la cabeza. Mi reacción fue llamar a gritos a mis compañeros y cuando vinieron esta persona se marchó», explica.

Ante los graves hechos acaecidos, Urbano se puso en contacto con la Policía Local de Santurtzi que le recomendó acudir a un centro hospitalario y solicitar un parte de lesiones. «Nada grave», confirma. Con toda la documentación, el 'juez' presentó una denuncia en la comisaría de la Ertzaintza.

«Siento impotencia y desprotección. Estar practicando mi hobby y que ocurran estas cosas es muy grave», indica. Cuenta Urbano que «fue un duelo intenso, pero nada que se saliese de lo normal» y añade que «en los minutos finales Mondragón anotó cinco triples y les endosó un parcial muy amplio, pero parece que me señalan a mí por los triples que le metieron».

Condena de la FEB

Pero al parecer este no fue el único incidente que ocurrió. Explica Urbano que «al acabar el partido una persona con un polo del Santurtzi se dirigió a mí diciendo que no volviese por allí que era un jeta». «Pregunté al delegado del campo a ver quién era esa persona, pero no lo pudieron identificar. Vimos que estuvo recogiendo los banquillos, pero a pesar de eso nadie parece saber quién fue. Por lo que en el informe apuntamos que se trató de alguien del público».

La Federación Española y la Asociación de Árbitros condenaron estos hechos: «Mostramos nuestra repulsa por esta agresión y nuestra determinación por erradicar este tipo de comportamientos de nuestro deporte».

 

Fotos

Vídeos