La ala-pívot serbia Vucurovic, octava jugadora del Rpk Araski

Vucurovic, en un partido de la Eurocup con el Keltern. /FIBA
Vucurovic, en un partido de la Eurocup con el Keltern. / FIBA

El nuevo fichaje llega a Vitoria tras militar en el Pecs húngaro, en donde promedió 9,9 puntos y 5,2 rebotes en 25 minutos

E. C.

Maja Vucurovic (Senta, Serbia, 1991) vestirá la camiseta del Rpk Araski la próxima temporada. La ala-pívot de 1,88 metros se convierte de esta forma en la octava jugadora del proyecto del conjunto vitoriano en Liga Femenina, que poco a poco va perfilando su plantilla a dos meses de comenzar la pretemporada.

La jugadora serbia cuenta con una dilatada trayectoria en diferentes países europeos. Vucurovic se formó en el Radivoj Korac de Belgrado, equipo en el que destacaba y jugaba ya como titular en edad junior. Su primera experiencia lejos de su país fue en el Wisla Cracovia de Polonia, que entonces estaba dirigido por José Ignacio Hernández. Después se trasladó a Rumania, Bélgica, Francia, República Checa, Alemania y Hungría.

Entre tanto viaje, Vucurovic también tuvo tiempo para jugar en España, en concreto, en 2011, cuando el Celta Baloncesto se hizo con los servicios de esta ala-pívot, que por entonces apenas tenía 20 años. El fichaje por el Celta se produjo el verano en que la Federación Española de Baloncesto no reconoció como comunitarias a las jugadoras serbias, por lo que al final el conjunto gallego no la pudo inscribir al contar ya en su plantilla con dos extracomunitarias.

En su última temporada, con el PEAC-Pecs húngaro, promedió 9,9 puntos y 5,2 rebotes en 25 minutos de juego en Liga Regular. Unos datos parecidos a los que firmó en la Eurocup en los seis partidos que disputó de la fase de grupos. En la temporada 2016-17, la también nueva jugadora del Rpk Araski, Romina Ciappina, coincidió con Vucurovic en el Grüner Stern Keltern alemán.

La jugadora balcánica ha pasado por todas las categorías inferiores de su país y ha sido campeona de Liga y Supercopa en Polonia en la campaña 2010-11. Llegará a la capital alavesa como la primera serbia del club vitoriano.

La preparadora del Araski, Made Urieta, destacó que Vucurovic «es una jugadora muy versátil con muchos puntos en su mano. Capaz de generarse sus propios tiros y trabajar para el equipo gracias a su verticalidad. Después de las conversaciones matenidas con la jugadora, las sensaciones son muy positivas y tenemos muchas ganas de empezar a trabajar con ella y el grupo».

«Todo es positivo»

La propia ala-pívot reconoció que «me han contado cosas muy buenas sobre el club y la entrenadora. Estoy muy contenta por jugar en la Liga Dia para el Araski. Todo era positivo y no tuve ninguna duda a la hora de aceptar esta oferta. Hace ya mucho tiempo que ha pasado desde mi primera experiencia con la liga española y creo que era el momento de regresar».

El nuevo fichaje de la escuadra alavesa insiste en «tengo muchas ganas de demostrar todo lo que tengo dentro y trabajar duro junto a mis nuevas compañeras. Estoy segura de que juntas haremos un gran año. Todo lo que puedo prometer es que daremos lo mejor de nosotras para hacer felices a nuestra hinchada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos