El pádel, un deporte con magia

Los Lamperti, Navarro, Salazar, las gemelas Ayaleto... pasaron este fin de semana por Euskadi. Todo un lujo

Alejandra Salazar (i) y Marta Marrero (d), tras ganar la final femenina del Bilbao Open 2018./Efe
Alejandra Salazar (i) y Marta Marrero (d), tras ganar la final femenina del Bilbao Open 2018. / Efe
CRIS GARCÍAPeriodista de Radio Popular

Juego, set y partido. Así se evaporó el World Padel Tour que un año más ha tenido a bien pasarse por Euskadi. En concreto, por Bilbao. El Bilbao Arena tuvo fue el escenario escogido por la organización, ya que el pasado año las previsiones se vieron desbordadas. El Frontón Bizkaia de Miribilla, testigo del esfuerzo de pelotaris y en ocasiones de boxeadores, fue el anterior enclave para contemplar el talento de los mejores jugadores/as de pádel del planeta. Y no es mucho decir. No hay mejor muestra que la de este circo itinerante por todo el mundo. El pabellón de los hombres de negro sufrió una vertiginosa transformación para acoger, no una, sino dos pistas de pádel.

Para los amantes y hasta enganchados al pádel, el cartel siempre es reconocible. Los Lamperti, Navarro, Salazar, las gemelas Ayaleto… todo un lujo. El circuito se marcha ahora hasta Buenos Aires, a la cuna de la gran mayoría de los jugadores del circuito. El nivel de este fin de semana, como era de esperar, ha sido altísimo y el público ha respondido. Como si trataran de absorber los poderes de los que en la pista azul compiten, los practicantes anónimos han metido muchas horas en el Bilbao Arena. Con suerte han aprendido que el pádel es un deporte en el que mimar la pelota y el punto es primordial. Que con una pala se pueden hacer mil virguerías.

Más información