«El Mundial llegó cuando peor me encontraba»

La surfista Garazi Sánchez./E. C.
La surfista Garazi Sánchez. / E. C.

Garazi Sánchez, tercera del ranking europeo, lamenta que una lesión le impidiese rendir en condiciones en el Mundial

MIKEL GARCÍA

Un crack. Una lesión que no termina de curarse y te impide rendir en condiciones. Que te deja sin poder demostrar tu nivel en la cita más importante del año. Una hernia impidió a la surfista vizcaína Garazi Sánchez dar lo mejor de ella en el Mundial de surf de Japón. Llegaba motivada. A pesar de las molestias, había logrado un tercer puesto en Anfaplace Pro Casablanca que le dio la energía necesaria para afrontar el gran reto del año. No obstante, en su fuero interno sentía que no estaba al cien por cien. «El mundial es una prueba muy exigente. Son muchas mangas cada día, más largas de lo que estamos acostumbrados», explica. La lesión le había mantenido fuera del agua tan solo un par de campeonatos antes de viajar a Japón. «Gasté unas cuantas balas en Marruecos y en las primeras rondas del Mundial, pero a partir del tercer día mi cuerpo no podía más», cuenta.

Acudir a un país que no conoces y no tener la oportunidad de surfear antes del campeonato es un problema. Explica Garazi que «tenía que guardar todas las fuerzas y entrar a competir sin conocer la playa». La conexión con el mar es fundamental. Saber dónde colocarte, conocer dónde va a romper la ola y cuál es lugar idóneo para sacar el máximo de la ola es fundamental. Ahí entraron en juego los compañeros de selección. «Les preguntaba por sus sensaciones y fue una gran ayuda». A pesar de las dudas en las primeras mangas logró sacar su mejor surf. Sin embargo, hubo un momento en el que el cuerpo dijo basta. Concluyó vigésimo segunda en su participación individual, asegura que cree que puede «conseguir un mejor resultado».

En Japón la selección española logró la medalla de oro en la Aloha Cup. Un premio para todos los integrantes del combinado nacional. «Quedar por delante de países como Estados Unidos o Australia, que son dos potencias mundiales, fue una alegría inmensa para todo el equipo», indica. A nivel personal lamenta que el campeonato haya llegado en el momento en el que peor se encontraba de todo el año. «Había puesto muchas esperanzas en hacer un buen papel, y que se haya dado de esta manera es lo que más me duele», confiesa.

No obstante, Garazi no pierde la esperanza y de cara al año que viene ya sueña con una nueva oportunidad mundialista. Y es que con la incorporación del surf como disciplina olímpica en los Juegos de Tokio 2020 esta prueba pasará a ser una de las que otorguen plaza para la gran cita nipona. «Diez plazas en chicos y ocho en chicas saldrán del Circuito Mundial», señala. Ahí los españoles no lograrán el billete, por lo que su oportunidad saldrá del Mundial. Se reparten dos plazas por país, por lo que puede darse el caso de que las plazas de Estados Unidos, que las tendrá aseguradas, «se arrastren para otros participantes». Será complicado por el alto nivel que hay, pero Garazi está comprometida a trabajar duro y alcanzar uno de los soñados billetes a los Juegos de Tokio.

Igualdad en el surf

La World Surf League (WSL) anunció el pasado mes de septiembre que a partir de 2019 los premios en el Circuito Mundial de surf iban a ser iguales para hombres y mujeres. Algo que enorgullece a los surfistas. «Para mí que mí deporte haya dado este paso y sirva de ejemplo a otras disciplinas es increíble», señala.

Sin embargo, los premios aún no llegarán al Circuito Clasificatorio, que es en el que Garazi compite. «Han dicho que la intención es que lleguen al resto de categorías», matiza. Y es que en la actualidad la diferencia existente es grande. Mientras que en un evento 1.500 del Circuito Clasificatorio el vencedor en hombres se lleva una suma de 10.000 dólares, el premio femenino es de 6.000. Y la diferencia aumenta en el caso de los eventos 6.000, donde los premios para los ganadores pasan a ser de 25.000 en chicos a los 10.000 en chicas.

Grandes diferencias en un deporte que exige el mismo nivel de gastos para unos y para otros. «Nos tenemos que buscar los vuelos, el alojamientos, el material... Los gastos son altos y hay campeonatos en los que si no obtienes un buen resultado pierdes dinero», cuenta Garazi. Sin embargo, apoyos como los de 'Universo Mujer' están permitiendo que las mujeres puedan competir con unas mayores garantías. Una ayuda para que el nivel del deporte femenino siga creciendo.

Temas

Surf

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos