Mireia Belmonte: «A veces es necesario parar»

Mireia Belmonte, con una de las muchas medallas que ha conseguido en su carrera./Reuters
Mireia Belmonte, con una de las muchas medallas que ha conseguido en su carrera. / Reuters

Baja en los recientes campeonatos de España de piscina corta por molestias en el tobillo, la catalana tiene la vista puesta en los Juegos de Tokio

EFE

Mireia Belmonte atraviesa una etapa atípica en su carrera deportiva. Acostumbrada a un frenesí competitivo que la impulsa a participar en numerosas pruebas en cada competición a la que acude, la campeona olímpica de 200 metros mariposa en los Juegos de Río '16 ha causado baja en los recientes campeonatos nacionales de piscina corta y tampoco acudirá a los Mundiales de Hangzou (China) que se celebrarán entre el 7 y el 11 de diciembre. Unas molestias en el tobillo le impiden estar al nivel que acostumbra. El año pasado no acudió a los Europeos de Glasgow por vértigos. Más de un año lejos de la alta competición. «A veces es necesario parar», reconoce la catalana, que no pierde de vista los Juegos de Tokio, donde es seria candidata a ser la abanderada. «Sería una pasada», reconoce.

-Recientemente se conocía la noticia de que no iba a participar en el Mundial de piscina corta. ¿El motivo es su tobillo?

-Sí, la decisión ha sido principalmente por la lesión, porque no he podido entrenar como me hubiera gustado, al máximo nivel. No me veía con la seguridad de ir y ganar. Entonces he preferido renunciar a los Mundiales y recuperarme en casa bien, y poder seguir entrenando.

-¿Pasa factura el cansancio acumulado, también a nivel mental, de todo este año?

R. La verdad es que no lo sé. Pero el cuerpo es sabio siempre y cuando necesita parar te manda señales para que lo hagas. A veces es inevitable parar, porque el cuerpo no es una máquina, y necesitas un poco de descanso y de tranquilidad.

-¿Cuál es su objetivo principal para cuándo se recupere?

-El próximo objetivo es volver a competir el año que viene, en la temporada de 2019. Primero en el campeonato de España, y luego en el Mundial de Corea, que es en julio. Hacerlo bien este año, y después ya pensar en Tokio 2020.

-La presidenta del CSD, María José Rienda, dijo que usted sería una buena abanderada. Ya lo ha sido este año en los Juegos Mediterráneos. ¿Le haría ilusión volver a llevar la bandera española, en este caso en la cita olímpica?

-Sería una pasada. Como deportista, llevar la bandera de tu país es algo muy especial que solo te pasa una vez en la vida, y que solo hay unos cuantos 'elegidos' que lo pueden hacer. Yo creo que sería una experiencia única. Para mí sería un placer llevar la bandera y ser la tercera mujer abanderada en unos Juegos de verano.

-¿Se visualiza en ese momento?

Sí, claro que me visualizo. Pero sé que es muy difícil con todos los deportistas buenos que tenemos en este país. Lo cual también es una suerte, que haya este nivel. Pero es una elección difícil.