Esquí

Mikaela Shiffrin hace historia en el Mundial

Shiffrin celebra su triunfo./E.P.
Shiffrin celebra su triunfo. / E.P.

La esquiadora estadounidense, de solo 23 años, ha conseguido su cuarto título mundial de slalon

A.H.

Mikaela Shiffrin, que a los 23 años lo ha ganado absolutamente todo, confirmó su condición de reina en el esquí alpino al anotarse, por cuarta vez seguida, el título de eslalon en los Mundiales de Are (Suecia), que abandonará como gran triunfadora.

La gran campeona de Vail (Colorado), tercera en la primera manga, ganó con seis décimas de ventaja respecto a la sueca Anna Swenn-Larsson; y con un segundo y tres centésimas sobre la eslovaca Petra Vlhova, medallista de bronce. Logró de esta forma su sexto título mundial, el cuarto consecutivo en eslalon, después de los que festejó en los campeonatos de Schladming'13 (Austria), Beaver Creek'15 (EEUU) y St.Moritz'17 (Suiza).

La niña prodigio reconvertida en devoradora de récords sumó uno más en la estación en la que ya había ganado cuatro veces y donde logró el primero de sus 56 triunfos en Copa del Mundo. SOlo Christl Cranz, una de las grandes figuras deportivas del Tercer Reich, había ganado cuatro títulos en la misma disciplina. La alemana -doce veces campeona mundial en los años 30- capturó el oro en eslalon en los Mundiales de St.Moritz'34 (Suiza), Chamonix'37 (Francia), Engelberg'38 (Suiza) y Zakopane'39 (Polonia). Pero Cranz, que murió a los 90 años en 2004, no lo hizo en cuatro campeonatos (de aquella, anuales) seguidos, como Shiffrin.

En la primera manga había acabado en una inhabitual tercera posición, acusando el «bajón de energía» que ella misma había admitido, al encontrarse enferma. Pero la gran favorita sacó fuerzas para acabar volteando la situación en el segundo descenso y ganar su cuarto oro consecutivo en esta especialidad. «A mitad de la segunda bajada me quedé sin oxígeno y solo traté de mantenerme en la pista y dar lo mejor de mí», declaró Shiffrin, que también es la vigente campeona olímpica de eslalon.

Remontada en la segunda manga

«Mi esquí, especialmente en el segundo recorrido, fue muy bueno. Empujé al máximo sin pensar en si estaba o no enferma; quizá no lo hubiera hecho mejor si me sintiera normal», añadió.

Mikaela -que a los 18 años se convirtió en la más joven campeona olímpica de eslalon de la historia, en Sochi'14 (Rusia)- soportó con maestría una presión que pudo esta vez con la suiza Wendy Holdener; que, tras dominar la primera manga, cometió un fallo estrepitoso en la segunda y quedó fuera de las medallas.

Temas

Esquí