Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Mochilas de montaña para mujeres: «¿No será porque son rosas?»

Dos jóvenes eligen una mochila de montaña en la tienda Lur de Bilbao./Pedro Urresti
Dos jóvenes eligen una mochila de montaña en la tienda Lur de Bilbao. / Pedro Urresti

Tienen unos tirantes, unas sujeciones y un refuerzo en la espalda distintos a los que se ajustan a la fisonomía de los hombres

Silvia Cantera
SILVIA CANTERA

«El catálogo dice que tienen mochilas de montaña para mujeres. ¿No será porque son rosas?», se preguntaba molesta Henar antes de entrar a una macrotienda deportiva para equiparse antes de hacer el Camino de Santiago. Pronto respira al comprobar que no se trata de una campaña de marketing sexista sino de una necesidad que cada vez está más cubierta. «Muchas chicas ni siquiera saben que tienen la oportunidad de elegir una que se adapte mejor su cuerpo», explica Fernando, de la tienda especializada en artículos de montaña Hamaika. Características como la separación y la largura de los tirantes, la longitud de la espalda o la colocación de las sujeciones en pecho y espalda son distintas dependiendo del sexo del deportista. «La fisonomía es diferente, y hay que tenerlo en cuenta», puntualiza Fernando.