Vero Boquette: «Hacen falta más mujeres directivas y presidentas»

Vero Boquete durante la gala de la revista de cultura futbolística «Panenka» en la que se reconoce la figura de tres personalidades relevantes del mundo del fútbol./EFE. Alejandro García
Vero Boquete durante la gala de la revista de cultura futbolística «Panenka» en la que se reconoce la figura de tres personalidades relevantes del mundo del fútbol. / EFE. Alejandro García

Considerada una de las mejores jugadoras españolas, verá el derbi el domingo tras participar hoy en una conferencia en San Sebastián

BEGOÑA DEL TESO

Antes de que acabe febrero pondrá rumbo a los Estados Unidos. La reclama Laura Harvey, la ambiciosa entrenadora inglesa del club Utah Royals. Vero, la futbolista que jugó en el Espanyol, el Bayern, el PSG y también en el Xuventú Aguiño de Riveira (A Coruña) llega a San Sebastián para participar en un debate. Y para presenciar el derbi del domingo a mediodía entre la Real y el Athletic.

- Un gol que nunca olvidará y no es suyo.

- El de Ronaldo (Nazario). En un duelo entre el Barça y mi equipo de niña, el Compostela. Recibe el balón, se va de todos los rivales por velocidad y potencia y marca. Lo he visto tantas veces...

- ¿Y uno suyo? ¿Tal vez aquel del 24 de octubre de 2012? En Las Rozas. Contra Escocia. Repesca para la Eurocopa de Suecia 2013.

- Ese, siempre y para siempre. Estábamos en la prórroga contra Escocia. Íbamos 2-2. En 138 segundos yo fallé el penalti más decisivo de mi vida pero también marqué el gol más importante de mi carrera.

- En Estados Unidos va a jugar de centrocampista. ¿Quiénes son sus referentes en esa posición?

- Siempre he sido de Xavi Hernández e Iniesta. Ellos generaron la idea de un fútbol donde la inteligencia y las buenas decisiones acababan primando sobre el físico.

- Las chicas de hoy ya empiezan a tener referentes e idolos de fútbol femenino. ¿Cuáles son los suyos?

- Compartí equipo con una de las mejores delanteras de la Historia, Marta Vieira da Silva, y me fascina cómo domina el centro del campo la húngaro-alemana Dzsenifer Marozsán. Es una de las grandes, la estrella del Frankfurt y del Lyon.

- Usted definió los 48.121 espectadores de San Mamés con la siguiente frase: 'La Catedral, meta e inicio'.

- No podemos parar y no podemos precipitarnos. Cuando yo soñaba con el fúbol no sabía que podía jugar, no sabía que había equipos de chicas. Ni liga femenina. Ahora las chavalas saben que es posible, saben que si quieren, pueden. Pero de pronto, pasa lo de los veteranos del Terrasa que insultan a sus compañeras de club. Es una montaña rusa, arriba, abajo. Y otra vez arriba... Porque los expulsan.

- Las futbolistas y sus representantes sindicales llevan desde diciembre en una mesa de negociación con la AFE y la Asociación de Clubs de Fútbol Femenino. ¿Qué se juegan?

- El convenio colectivo, los salarios, la seguridad de las jugadoras como trabajadoras. Y más cosas. Hoy por hoy el fútbol femenino es deficitario. Pero puede dejar de serlo. Actualmente, algunos de los grandes clubes parecen no estar interesados en tener equipos de chicas. Y sin embargo, otros sin gran potencia en su división masculina apuestan fuerte por nosotras.

Más mujeres directivas

- Prestigia ante la sociedad tener equipos femeninos. Y desprestigia no tenerlos.

- Cada club sabrá por qué actúa como actúa pero me gustaría que el compromiso fuera auténtico y no por quedar bien socialmente. Lo lograremos. Cuando por ejemplo, haya más mujeres directivas, más presidentas... Avanzamos. Mucho. Pero nos falta de todo.

- ¿Entrenadoras?

- También. Quizás porque hasta hace bien poco las jugadoras no se planteaban tan en serio seguir formándose, continuar en el planeta del fútbol tras haber colgado las botas. Pero todo está cambiando. Hay jugadoras, árbitras, entrenadoras, presidentas... Despacio pero sin ceder terreno.

 

Fotos

Vídeos