Fútbol

Dos templos de la Premier albergarán el inicio de la liga femenina en Inglaterra

El Etihad Stadium de Manchester abrirá la próxima temporada con el derbi City-United. /REUTERS
El Etihad Stadium de Manchester abrirá la próxima temporada con el derbi City-United. / REUTERS

El Etihad Stadium primero, con el City-United, y Stamford Bridge después, con el duelo entre el Chelsea y el Tottenham, acogerán los dos derbis de altura con los que arrancará en septiembre la Barclays FA WSL

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

El fin de semana del 7 y 8 de septiembre echará a rodar de nuevo el balón tanto en la liga femenina española como en la inglesa. A día de hoy de la primera quedan todavía varias incógnitas por resolver, entre ellas el famoso convenio aún no firmado, pero también el calendario. En Inglaterra la federación de fútbol ya anunció el orden de todos los choques que se disputarán en la recién denominada Barclays FA WSL, la máxima categoría del fútbol inglés femenino, con el Arsenal como vigente campeón, así como sus horarios, a excepción de la última jornada, pendiente de aprobación.

Un nuevo curso que arrancará de forma intensa ya que el azar ha querido que dos derbis den comienzo a la nueva campaña: el Manchester City-Manchester United y el Chelsea-Tottenham. Dos partidos de altura que tendrán un aliciente aún mayor y es que se celebrarán en dos estadios de Primera, para aprovechar el tirón del fútbol femenino tras el Mundial. Un torneo en el que la Selección de Inglaterra llegó hasta semifinales, siendo apeada por la campeona Estados Unidos, registrándose una audiencia media de casi 12 millones de telespectadores, todo un récord para el balompié femenino en el Reino Unido.

El primero de estos duelos locales tendrá lugar en el Etihad Stadium (el sábado 7 de septiembre a las 15 horas), entre los dos máximos equipos de la ciudad de Manchester, tras el ascenso del United hace apenas unos meses. Un escenario con capacidad para 55.000 personas que tan solo se había abierto a las jugadoras del City en una ocasión, en la Copa de la Liga frente al Everton, en mayo de 2014. Para ese día ya han previsto dar entrada de manera gratuita a los menores de 16 años, que podrán disfrutar entre otras cosas de la magia de la capitana de Inglaterra Steph Houghton, defensa del City.

Un día más tarde se abrirá en Londres Stamford Bridge para que el Chelsea femenino reciba al Tottenham. Al igual que en el Etihad, será la segunda vez que este campo, con capacidad para 41.000 aficionados, albergue un encuentro de fútbol entre mujeres, después de un empate en la Champions en 2016 ante el Wolfsburgo.

Mayor frecuencia

La entrenadora del Chelsea Emma Hayes reconoció en una entrevista a la BBC que empezar así la temporada en un gran estadio es algo «que en el pasado no me hubiera imaginado», y afirmó que el fútbol femenino y los equipos ingleses están preparados para poder hacerlo «con mayor frecuencia». «Quizás no todas las semanas pero estamos dando pasos para eso». Para ella tanto el derby contra el Tottenham como los futuros partidos contra el Arsenal, el vigente campeón y otro de los equipos punteros de Londres, además de los partidos de Champions, serían los más adecuados para volver a Stamford Bridge.

El Manchester United ya ha afirmado en alguna ocasión que podría abrirse también Old Trafford para ellas, para celebrar su primera temporada en la máxima categoría del fútbol inglés femenino. El Arsenal también empezará la temporada como local, recibiendo al West Ham, pero sin embargo lo harán en su lugar habitual, en el Boreham Wood, y no en el Emirates Stadium, en el que está previsto que se celebre el 28 de julio la Copa Emirates de chicas con el duelo ante el Bayern de Munich, apenas tres horas antes de que lo haga el conjunto masculino frente al Olympique de Lyon en el mismo terreno de juego, en el que más de 5.000 personas siguieron hace siete años el Arsenal-Chelsea, uno de los partidos más vibrantes de la WSL. Estadios de primera que a lo largo de todo el mundo van dejando de ser exclusividad de los equipos masculinos.