El Rayo saca un abono exclusivo para ver a su equipo femenino

Once inicial del conjunto femenino madrileño en un partido de esta temporada. /RAYO VALLECANO
Once inicial del conjunto femenino madrileño en un partido de esta temporada. / RAYO VALLECANO

Los aficionados del conjunto madrileño que quieran seguir a las chicas deberán pagar un extra de entre 40 y 60 euros

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

Una medida con un claro objetivo, «la igualdad real». Esa fue la explicación que el Rayo Vallecano dio este lunes cuando presentó una de las principales novedades de su campaña de abonados para la próxima temporada. A diferencia de lo que hacen el resto de los clubes, los que permiten a sus socios acudir a cualquier partido del femenino con el carné habitual del primer equipo masculino, el madrileño ha dado un paso más y ha lanzado un abono exclusivamente para ver a sus jugadoras.

«El fútbol femenino está en auge, lo favorecemos, lo apoyamos y por eso este año el equipo debe tener un abono propio», confesó el presidente del conjunto madrileño Raúl Martín Presa. Estos oscilaran entre los 40 y los 60 euros, con una rebaja para los que ya poseen el del masculino, «lo que supone una media de poco más de tres euros por partido», explican. Da derecho a ver todos los encuentros del femenino A y del resto de la cantera que jueguen en casa, así como un acceso «ilimitado» a la Ciudad Deportiva (hasta cubrir aforo) incluyendo los entrenamientos del primer equipo. Desde la entidad confían en que «la mayoría» de los ya abonados del masculino lo sean también del femenino.

Las jugadoras ya saben seguro que este nuevo curso disputarán «al menos» dos partidos en el estadio de Vallecas. Así quedó reflejado en el convenio que el club firmó recientemente con la Comunidad de Madrid para el uso del recinto, medida con la que se espera contribuir al fomento de la práctica del fútbol entre las niñas, chicas y mujeres. Un imposición que fue plenamente aplaudida por la afición que ya lo había solicitado en varias ocasiones en los últimos meses, mostrando incluso una pancarta con un claro mensaje: 'Vosotras si sois dignas de jugar en nuestro Estadio'.

Liga PRO

Y es que el feudo vallecano era uno de los cuatro templos de Primera con equipo femenino en la máxima competición que se había resistido en las recientes temporadas a la apertura de sus puertas para albergar partidos de sus chicas, junto a La Rosaleda, el Ramón Sánchez Pizjuán y el Camp Nou.

Parece ser que este próximo curso, en el que el Rayo Femenino está a punto de cumplir dos décadas -se fundó en el 2000 a raíz del Club Deportivo Buen Retiro, la primera escuela oficial de fútbol femenino de España- el impulso de este equipo que ya sabe lo que es ganar tres ligas consecutivas (desde 2009 a 2011) es total. Esto se traduce también en la solicitud del presidente de la entidad para entrar en la nueva Liga PRO, «más profesional y que va a impulsar el fútbol femenino». «Hasta ahora ha sido bastante más amateur. Era casi un equipo más de la cantera y ahora tiene independencia propia. Para defender la igualdad hay que defenderla en derechos y obligaciones, porque sino, no es igual».