Alemania

«No tenemos pelotas, pero sabemos usarlas»

La selección alemana de fútbol femenino denuncia en un vídeo, que se ha hecho viral, el tratamiento desigual que reciben las mujeres deportistas

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

A las puertas del Mundial de Francia que arrancará en dos semanas, el próximo 7 de junio, una de las selecciones favoritas, segunda en el ranking, ha editado y distribuido un vídeo que no deja indiferente a nadie. Ha corrido como la pólvora por las redes sociales de toda Europa, denunciando el poco valor que se otorga al fútbol si es practicado por mujeres, al igual que en resto de deportes, y a la discriminación y el machismo reinante aún pese a los pasos adelante que se han ido dando en los últimos años.

"Jugamos para una nación que no sabe ni nuestros nombres", comienzan diciendo. "Hemos sido campeonas de Europa tres veces. ¿Cierto? ¡Error! Lo hemos ganado ocho veces. Por nuestro primer título, nos regalaron un juego de té", recalcan con sorna, con Alexandra Popp, goleadora del conjunto germano, como una de las protagonistas.

"Desde que comenzamos, no hemos luchado solo contra las rivales, lo hemos hecho contra los prejuicios", aseguran, antes de lanzar ellas mismas algunos de ellos. "Las mujeres están para tener hijos, ellas tienen que estar en casa, o es como ver a amateurs, pero a cámara lenta". Acto seguido contestan con contundencia. "Pero, ¿sabéis qué? No tenemos pelotas, pero sabemos cómo usarlas. No pasa nada, no necesitáis recordar nuestras caras, solo necesitáis saber lo que queremos. Queremos jugar nuestro propio juego, a nuestro ritmo".

Rival de España

La selección alemana cuenta en su haber con dos títulos mundiales, los logrados en 2003 y 2007. El primero, tras vencer a Suecia por 2-1 en la final. En el segundo dejaron a Brasil con las ganas de levantar la Copa al endosarles un 2-0. Fueron además subcampeonas en 1995, cayendo frente a Noruega (2-0). El conjunto germano está encuadrado en esta edición en el mismo grupo que España, en el B, junto a China y Sudáfrica. Están dirigidas por la exjugadora Matina Voss-Tecklenburg, quien antes dirigió el combinado suizo. Su estrella es Dzsenifer Marozsán, de origen húngaro, quien alzó hace apenas unas semanas la Champions femenina como capitana del Olympique de Lyon.