Fútbol

Pedro Malabia: «El fútbol femenino aporta un valor intangible a los clubes»

Pedro Malabia: «El fútbol femenino aporta un valor intangible a los clubes»
LP

LUCÍA SANTIAGO

Para Pedro Malabia, director de fútbol femenino de LaLiga, las secciones femeninas aportan a los clubes «un valor intangible». No solo a nivel deportivo, sino también social, por ser una «herramienta para el empoderamiento femenino». En una entrevista, Pedro Malabia repasó el recorrido del fútbol femenino español, valoró sus desafíos futuros y subrayó que LaLiga «nunca» ha pretendido ni pretende apropiarse de la competición.

- ¿El fútbol femenino es estratégico para LaLiga?

- Sí, sin duda, pero no solo el fútbol femenino sino el papel de la mujer en el deporte en general. Tenemos un comité de dirección integrado por muchísimas mujeres, con puestos muy relevantes en la institución. Yo creo que es fundamental entender que el papel de la mujer en todos los ámbitos del deporte es fundamental y, en concreto el fútbol femenino, es un buen reflejo y una herramienta para ese empoderamiento y para demostrarle a la sociedad que la mujer tiene que estar presente, como no puede ser de otra manera, en todas las esferas del deporte.

- ¿Estamos viviendo el 'boom' del deporte femenino?

- Si por 'boom' vamos a entender que es una moda, no. Si por 'boom' entendemos que se está empezando a ver el trabajo de muchos años y se está empezando a obtener sus frutos, sí. Lo que estamos viendo ahora no es fruto de la casualidad. Es un trabajo muy estratégico y muy analizado por parte de los clubes, con el asesoramiento de LaLiga. Lo que estamos demostrando es que cuando un producto se trabaja y una competición se cuida y se invierte, los resultados vienen. Hay muchas personas que durante muchos años han dedicado mucho esfuerzo a estos éxitos.

- ¿Cuánto ha cambiado la realidad del fútbol femenino desde que usted trabajaba en el Valencia?

- Hay varios hitos muy importantes y uno es la unión de los clubes. No podemos olvidar que la creación de la Asociación de Clubes y su consolidación marca un antes y un después en el fútbol femenino español. Antes había muchos esfuerzos de mucha gente de forma individual y aislada. Unificar toda esa fuerza, todas esas ganas que tenían los clubes en torno a un colectivo creo que ha supuesto un impulso y un éxito adicional al proyecto. Sé que es un proyecto envidiado en Europa porque la gente se ha dado cuenta de que la clave es el trabajo en equipo.

- ¿Una sección femenina es clave para la internacionalización de un club?

- Para un club que quiere ser grande, el fútbol femenino tiene que ser parte de su estrategia de crecimiento, de creación de una marca. Los clubes están confirmando que tener fútbol femenino aporta un valor intangible a su producto, a su marca y a su filosofía de club. A nivel europeo, los grandes clubes tienen fútbol femenino y yo creo que no es casualidad. Se han dado cuenta de todo lo que te aporta a nivel estratégico el producto 'fútbol femenino', no solo desde la parte deportiva.

Cuantos más equipos de élite tengas compitiendo, más exitoso vas a poder ser como marca. Aún así, yo creo que lo que te aporta a nivel social y a nivel de marca y lo que demuestras a tus aficionados es que el club es abierto y que tiene una mentalidad de defensa del papel de la mujer y de absoluta normalidad.

- ¿En el momento actual se puede hablar de una industria de fútbol femenino?

- Creo que estamos en un momento de crecimiento de la competición en el que tiene que ser tratada como producto. Estamos trabajando en un producto que sea atractivo para consumidores, aficionados, espectadores, marcas comerciales y operadores audiovisuales. Hay un hito, que es la entrada de Iberdrola como marca comercial, y cada vez vemos más patrocinios exclusivos de las secciones femeninas y más público que va a los estadios.

Estamos empezando a generar una industria, como demuestran los derechos audiovisuales recientemente adjudicados. Tenemos que empezar a trabajar en esa línea porque toda industria o toda competición va a necesitar ingresos y esos ingresos solo se pueden obtener desde el cuidado del producto.

«Rentable»

- ¿El fútbol femenino sigue siendo deficitario?

- Evidentemente, estamos en un momento en que tenemos que generar ingresos. Yo creo que han venido unos años de labrar, de sembrar y ahora es cuando vamos a empezar a obtener esos frutos. A mí no me gusta hablar de gasto. Lo que han venido haciendo los clubes es invertir en este producto, en su sección, con el objetivo de hacerla crecer y como toda empresa que nace al principio es deficitaria hasta que logra equilibrar. Si seguimos por este camino, conseguiremos que el fútbol femenino acabe siendo rentable.

- ¿Qué retos hay a corto, medio y largo plazo?

- Hemos malacostumbrado al entorno a grandes hitos cada año, como han sido la entrada de un patrocinador y de la televisión. Hay un reto, que no es pequeño, que es seguir por el camino marcado. Seguir creciendo es un reto que cada vez va a ser más complicado porque vamos acumulando muchas mejoras y es difícil continuar por ese camino. Tenemos que seguir en la línea de crecer, de mejorar y cuidar el producto.

Las instalaciones van a ser uno de nuestros grandes retos; también profesionalizar las estructuras de los clubes y mejorar las condiciones de las jugadoras. Todo eso tiene que venir acompañado del crecimiento global de la competición y de la industria, si todas las partes involucradas en el fútbol femenino entendemos que tenemos que ir paso a paso, sin querer correr o crecer más allá de lo que realmente podemos, entendiendo las limitaciones que tenemos y la velocidad a la que podemos ir.

- ¿Qué le parece el nuevo modelo de competición propuesto por la federación?

- Creo que cualquier propuesta tiene que venir respaldada por un trabajo en equipo con los clubes. La Liga Iberdrola lleva 4 años creciendo mucho, se ha consolidado como producto y todo aquello que implique poder trastocar este producto creo que no va a ser positivo. No concibo otra competición que no sea la actual Liga Iberdrola, con la configuración actual y además creo que hay un valor fundamental en el deporte que son los méritos deportivos y no podemos saltarnos esos valores. Creo que cualquier cosa tiene que pasar por un consenso absoluto con todos los estamentos del fútbol y, en este caso, los clubes son uno de los estamentos más importantes.

- ¿La federación, LaLiga y los clubes tienen una mirada distinta sobre las necesidades del fútbol femenino?

- Por parte de LaLiga, que viene impulsando el fútbol femenino desde fuera, nada ha cambiado. Los clubes siempre han tendido la mano a la federación y, de hecho, llevan 4 años pidiendo año tras año un convenio de colaboración, un convenio de coordinación con la federación, respetando siempre que la titularidad es de la federación española de fútbol.

Nadie ha puesto en tela de juicio eso, pero sí se está reclamando que en el modelo en el que nos estamos adentrando, yendo hacia la profesionalización, es fundamental que los clubes adquieran cada vez más protagonismo tanto a la hora de tomar decisiones como de la explotación comercial. Las Ligas más profesionalizadas son aquellas en las que los clubes participan activamente en la gestión. Si se está exigiendo a los clubes unas condiciones a nivel salarial, a nivel de convenio colectivo con las jugadoras, resulta más que entendible que estos clubes tengan un control sobre los ingresos. A partir de ahí, cada estamento decidirá cómo apoya al fútbol femenino o cuántos problemas o trabas pone o no en este crecimiento.

- En este escenario, ¿qué papel desempeñará LaLiga?

- LaLiga va a seguir como siempre, al lado de los clubes, impulsando el fútbol femenino, aportando valor, aportando dinero porque evidentemente es importante para crecer. El papel de LaLiga ha sido siempre el mismo. Recuerdo que hace 4 años se decía que LaLiga se quería apropiar de la competición y nada más lejos de la realidad. LaLiga nunca ha pretendido ni va a pretender eso. LaLiga pretende apoyar, impulsar y utilizar la fuerza de su marca al servicio de sus clubes. Una gran mayoría de los clubes que participan en las competiciones de LaLiga también participan en la Liga Iberdrola. Es una responsabilidad de LaLiga estar cerca de sus clubes.

- ¿Estará cerca también de los clubes independientes?

- Desde el minuto uno, LaLiga ha demostrado que para ella todos son clubes. Así se ha hecho tanto a nivel de aportaciones económicas como a nivel de atención, de cariño y de dedicación. La Asociación de Clubes no diferencia entre un club independiente y un club de LaLiga. Desde LaLiga sí respetamos mucho los valores del deporte y los méritos deportivos no nos los podemos saltar. Hay equipos que han trabajado durante muchos años y que se han ganado en el campo estar en la máxima competición. Eso es algo que tiene que ser muy respetado.