«Lo optimista es que cambiarán el fútbol por una batería de cocina cuando se casen»

Estas y otras frases machistas estaban a la orden del día hace algunas décadas en España. Un vídeo del NO-DO de 1961 refleja cómo se ridiculizaba a las mujeres que jugaban a este deporte

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

Afortunadamente son imágenes que forman parte del pasado, pero no por ello dejan de sorprender. El deporte hace algunas décadas en España, y en otros tantos países, era solo cosa de hombres. Las pocas mujeres que conseguían hacerse un hueco lo hacían casi de manera testimonial, y soportando todo tipo de improperios que ahora provocarían airadas denuncias públicas.

Un ejemplo de todo esto se puede ver en este vídeo del NO-DO, el noticiero franquista que comenzó a emitirse en las salas de cine antes de las películas y que posteriormente pasó a las televisiones. En este pequeño fragmento se puede ver a varias mujeres enfrentándose en un partido de fútbol, en 1961. Se desconoce el lugar y los equipos, pero lo que sí refleja tanto en los comentarios como en las imágenes es la mentalidad de entonces. «Una jugadora se ha hecho pupa y enseguida llamarán a Rafa», se puede escuchar al principio, como si la mujer que acaba de golpearse con el poste al tratar de rematar un balón fuera un niño y apenas se hubiera lastimado realizando un juego infantil.

«La única nota optimista es que cuando se casen, si se casan, cambiarán este juego (el fútbol) por una batería de cocina», añade posteriormente, dando a entender que están ofreciendo un lamentable espectáculo y que su lugar debería de ser otro. Y para más 'inri' se enfoca a la grada, llena de hombres que ríen sin cesar, como si se tratara de un número cómico de payasos circenses. Quizá fuera un público poco habituado a estos partidos de fútbol entre mujeres, pero lo cierto es que ya hace más de un siglo que las chicas se calzaron las botas para disfrutar también del balompié. El documento más conocido acerca de los comienzos del fútbol femenino data de 1894, cuando la activista británica Nettie Honeyball fundó el primer club deportivo denominado British Ladies Football Club. Lo hizo convencida entonces de que la mujer podía emanciparse y tener un lugar importante en la sociedad que por entonces las excluía.

Temas

Fútbol