«El Mundial reafirmará que el fútbol femenino ha venido para quedarse»

Garbiñe Etxeberría, directora deportiva de la Real (izq), junto a su homóloga en el Atlético, María Vargas. /B.I.F.S,
Garbiñe Etxeberría, directora deportiva de la Real (izq), junto a su homóloga en el Atlético, María Vargas. / B.I.F.S,

Las directoras deportivas de la Real y del Atlético presentaron sus proyectos en el Bilbao International Football Summit, donde testaron el estado de forma de este deporte en clave femenina

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

Mejor que nunca. Así se encuentra el fútbol femenino en España en estos momentos. Con récord de licencias, de espectadores en los propios campos y en las retransmisiones deportivas, y hasta con un representante en la final de la Champions. Ni los más optimistas hubieran augurado un paso adelante con tanta fuerza hace apenas unos pocos años. Un tiempo en el que se ha instalado en algunos clubes la profesionalización, todo un logro, al que debería de unirse lo antes posible la aprobación por fin del primer convenio colectivo de las futbolistas.

Todo esto ha propiciado, o quizás el orden sea el inverso, una mayor visibilización de este deporte. Un nuevo escenario que este jueves se puso sobre la mesa en la celebración del Bilbao International Football Summit, un congreso entorno al deporte rey, en la élite, en el que estuvieron presentes las directoras deportivas del Atlético de Madrid, María Vargas, y de la Real Sociedad, Garbiñe Etxeberria. Dos escuadras que hace apenas unos días protagonizaron un intenso duelo por alzar la Copa de la Reina, título que, contra todo pronóstico, cayó del lado de las donostiarras. «No lo esperábamos, pero tampoco fue una casualidad. Es el trabajo de muchos años, pero ya tocaba que el deporte femenino apareciera en las portadas», señaló Etxeberria.

"Ya tocaba que el deporte femenino apareciera en las portadas" garbiñe etxeberria, real sociedad

Ambas explicaron el proyecto que dirigen. En el caso de la Real, mucho más austero. Cuentan con tan solo dos equipos: el que milita en la Liga Iberdrola y un filial que acaban de sacar este año. «El resto nos nutrimos de los clubes convenidos de Gipuzkoa, nuestra filosofía es sobre todo la cantera». En eso sí coinciden, aunque la sección femenina de la entidad colchonera, que tan solo le lleva tres años de ventaja desde su fundación (en 2001), posee una estructura con quince conjuntos formados por chicas, en todas las categorías.

"Buscamos y formamos jugadoras que sean atletas, que tengan talento, buena coordinación y que sean inteligentes e intensas, además de comprometidas" maría vargas, atlético de madrid

Con tres ligas en sus vitrinas, cuentan además con una nutricionista exclusiva para las jugadoras de Primera. «Al principio les hacía las mismas dietas que a los chicos pero las mujeres gastamos menos que los hombres y era una aberración la cantidad de calorías que tenían», señala Vargas, quien además especificó el perfil de futbolistas que buscan formar en la entidad madrileña. «Queremos que sean talentosas, atletas, que tengan una buena coordinación, que sean inteligentes en la toma de decisiones, muy intensas y sobre todo comprometidas, con un gran sentido de pertenencia al club».

"Pícaras y con muy buena técnica"

Para la directora deportiva del conjunto colchonero la futbolista española que milita en la élite, comparada con la de otros países de Europa o del resto de planeta, es «excelente». «Suele ser muy pícara y con una calidad técnica muy buena». Ambos conjuntos tendrán representación en el Mundial que arrancará en dos semanas en Francia, el próximo 7 de junio, una cita en la que tanto Vargas como Etxeberria coinciden en que será «algo histórico». «Ahí se reafirmará que el fútbol femenino ha venido para quedarse». Ambas destacaron la enorme visibilidad que esta competición ofrecerá, apoyándose en las cifras de ventas de entradas que ya se han despachado, más de 800.000, y en el hecho de que varios partidos cuelgan el cartel de 'no hay billetes' desde hace numerosas semanas.

También aprovecharon, pese a todo, para poner de manifiesto los pocos apoyos con los que suele contar el deporte femenino y para solicitar que no se hagan experimentos con la máxima competición nacional, debido a las desavenencias entre LaLiga y la Federación Española de Fútbol. «No queremos dualidades, el sentido común tiene que prevalecer. Lo que está bien hecho se debería de mantener y los que ahora quieren sumarse al fútbol femenino son bienvenidos pero si se dedican a sumar», afirmó Vargas, resaltando la creación de la Primera B, la nueva categoría que se implantará para «evitar el cambio brutal de nivel competitivo entre Segunda y Primera».

La directora deportiva de la Real aplaudió las palabras de su compañera pero añadió más. «El fútbol femenino en España hay que dejarlo como está, pero reforzándolo. Lo de jugar en los grandes estadios está bien pero no es nuestra realidad, ya lo sabemos. Hay que trabajar para que haya mejores campos, para que el arbitraje también sea mejor y para, entre otras cosas, que el aficionado se acerque más a nosotras».