Fútbol

Mila Martínez, la primera mujer al frente de un banquillo de fútbol masculino en Japón

Mila Martínez en el centro de la imagen./
Mila Martínez en el centro de la imagen.

La antigua técnica del Fundación Albacete lleva las riendas del Suzuki Unlimited, equipo de la cuarta división japonesa

Beatriz Garnández
BEATRIZ GARNÁNDEZ

El pasado mes de enero, la vida de Milagros Martínez iba a cambiar. La exentrenadora del Fundación Albacete de la Liga Iberdrola y el Atlético Tomelloso cogía las maletas y ponía rumbo a Japón para convertirse en la primera mujer al frente de un banquillo de fútbol masculino, concretamente del Suzuki Unlimited, equipo de la JFL, cuarta división japonesa.

«Quiero agradecer al club la oportunidad que me brinda y que apuesten por una mujer para liderar un equipo masculino. Estoy emocionada de poder entrenar en Japón y conocer su cultura», destacó la preparadora después de su nombramiento. «Además de alcanzar los objetivos del club, me gustaría mostrar la forma en la que me desarrollé en el fútbol español. Es un desafío muy hermoso y fascinante para mí», añadió.

Mila Martínez estaba al mando del Atlético Tomelloso femenino desde agosto, después de haber dirigido al Albacete Balompié durante once temporadas desempeñando labores de entrenadora del primer equipo femenino, con el que estuvo tres temporadas en la Liga Iberdrola, y de coordinadora de la cantera.

La manchega tiene la licencia UEFA Pro y se encuentra inmerse en su primera experiencia en el extranjero. En ese reto tuvo mucho que ver Yuriko Saeki, entrenadora japonesa afincada en España y que actualmente es la coordinadora de la cantera en el Villarreal y asesora para la J-League. Ella fue quien puso sobre la mesa el nombre de Milagros Martínez, con la que se puso el contacto el club japonés y llegaron a un acuerdo.

«Cuando recibí la llamada del Suzuki Unlimited, no me lo pensé y llegamos a un acuerdo enseguida», explica en una entrevista publicada por La Liga. Martínez lleva ya un mes en el país nipón y está «muy contenta» por el trato que está recibiendo. «Tengo muchas ganas de empezar la competición y llevamos ya cuatro semanas entrenando», resalta.

Martínez conocía un poco del fútbol japonés al haber tenido a sus órdenes en el Albacete a jugadoras japonesas. «La manera que tienen de trabajar ellos se diferencia bastante de la manera a la que yo estaba acostumbrada a trabajar allí. Es un fútbol más directo, más rápido. Estoy intentando aprovechar lo bueno del fútbol de aquí y el control y lo táctico del fútbol europeo», matiza.

Este año será la primera vez que el Suzuki Unlimited compita en esta división, la más alta del fútbol amateur nipón. «El objetivo es asentar al equipo, pero el club se ha marcado un objetivo más ambicioso que es meter al equipo entre los cuatro primeros. A mí me parece algo más complicado. Hay que empezar a competir y ver cómo el equipo reacciona», explica.

Una mujer que ha llegado a Japón y que ya ha hecho historia al convertirse en la primera en estar al frente de un banquillo de fútbol masculino en el país nipón.