Fútbol

A un mes del mayor Mundial femenino de la historia

Las integrantes de la selección de  EEUU tras proclamarse campeonas del pasado Mundial. /AFP
Las integrantes de la selección de EEUU tras proclamarse campeonas del pasado Mundial. / AFP

El próximo 7 de junio arranca en Francia la competición internacional femenina más importante del planeta, con 24 selecciones pugnando por un cetro que ya ha logrado Estados Unidos en tres ocasiones

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

¿Será el 2019 el año del despegue definitivo del deporte femenino? Hay muchos que así lo creen, tomando como referencia el fútbol. Cada vez es menos anecdótico que las jugadoras firmen contratos, que se televisen encuentros entre mujeres en distintas partes del planeta, o que los grandes estadios se abran con las gradas llenas para verlas a ellas jugar. La sociedad está cambiando y cada vez el deporte femenino está más metido en ella, aunque lo cierto es que siempre ha estado ahí.

Con todo este panorama echa a andar dentro de un mes, el próximo 7 de junio, la VIII edición de la Copa Mundial Femenina de Fútbol en Francia. Un torneo organizado por la FIFA, el más importante de todos, que está rompiendo todos los récords. Y es que ya se han vendido más de 750.000 localidades, lo nunca visto, con precios que oscilan desde los 9 a los 84 euros. «Los objetivos de venta de entradas están ya alcanzados y los superaremos», afirmaban desde la organización hace un mes.

Para la final que se disputará el 7 de julio en Lyon, el aforo hace ya varias semanas que está completo. Lo mismo ocurre en otros seis partidos, entre ellos en el choque inaugural, que se celebrará en el Parque de los Príncipes entre la anfitriona y Corea del Sur, a las 21 horas. Además de París, ocho ciudades galas serán sede de este torneo. Valenciennes, Le Havre, Reims, Rennes, Lyon, Grenoble, Montpellier y Niza, donde ya se han desarrollado varios eventos especiales y donde la expectación no para de crecer. En cuanto al impacto visual, la tendencia al alza hace que la FIFA también sea optimista en este sentido, esperando pulverizar todas las marcas, apostando por alcanzar mil millones de telespectadores. Lo cierto es que los partidos serán más visibles que nunca ya que se podrán seguir en directo en más de 200 países.

Ya se han vendido más de 750.000 localidades y se espera alcanzar mil millones de telespectadores

Una auténtica vitrina al mundo en la que un total de 24 selecciones (con Sudáfrica y Jamaica como debutantes) pugnarán por alzarse con este preciado y codiciado trofeo, el que Estados Unidos ha levantado ya en tres ocasiones. La primera, en 1991, cuando China acogió el estreno de esta competición, en la que solo participaban 16 conjuntos. Fue en 2015, en Canadá, cuando se amplió la cifra, desarrollándose de manera similar al Mundial masculino: arrancando con una fase de grupos, antes de una segunda etapa de eliminación directa hasta la disputa de la final. En esa ocasión también vencieron las norteamericanas, vigentes campeonas, al igual que en 1999, ante su público. Además de ellas, tan solo otros tres países han conseguido alzar la Copa: Alemania por partida doble y Noruega y Japón en una sola ocasión.

Grupos

A
Francia, Corea del Sur, Noruega y Nigeria.
B
Alemania, China, España y Sudáfrica.
C
Australia, Italia, Brasil y Jamaica.
D
Inglaterra, Escocia, Argentina y Japón.
E
Canadá, Camerún, Nueva Zelanda y Países Bajos.
F
Estados Unidos, Tailandia, Chile y Suecia.

Además de Estados Unidos, encuadrada en el grupo F con Tailandia, Chile y Suecia, también habrá que tener en cuenta la anfitriona Francia, cuarta en el ranking mundial, y que ocupa el grupo A, con Corea, Nigeria y Noruega. Esta última selección irá sin Ada Hegerberg, la actual Balón de Oro femenino, delantera del Lyon que ha rechazado acudir como protesta a las diferencias existentes en su país entre el fútbol masculino y el femenino. Además, completan la lista de escuadras favoritas al título Alemania e Inglaterra, segunda y tercera en la clasificación mundial. Brasil, a diferencia de lo que ocurre con su selección masculina, tan solo ha conseguido llegar en una ocasión a la final. Fue en 2007, cayendo 2-0 frente a Alemania en China. Argentina, por su parte, vuelve después de una década.

España, a por su primera victoria

En el caso de España, esta será la segunda vez que acuda a un Mundial. La primera, en la pasada edición, fue eliminada a las primeras de cambio, sin conseguir ni una sola victoria. Quedó última de su grupo, tras perder contra Brasil y Corea del Sur y sumar un empate ante Costa Rica. La 'Roja' se estrenará el 8 de junio contra Sudáfrica (18 horas), con el objetivo de seguir dando pasos hacia adelante. Su seleccionador, Jorge Vilda, señaló la pasada semana que a ilusión y ganas «España ya tiene asegurada medalla». En lo que a fútbol se refiere, apuesta por mantener «los pies en la tierra», pese a la buena salud con la que goza el balompié en nuestro país, con el Barça metido por primera vez en su historia en la final de la Champions. «Lo que buscaremos será conseguir nuestra primera victoria en un Mundial. La Selección se va a dejar la piel en cada partido», aseguró.

España celebrando el gol de la victoria ante Brasil en el amistoso celebrado el pasado mes.
España celebrando el gol de la victoria ante Brasil en el amistoso celebrado el pasado mes. / EFE

Para llegar a tope a su estreno el 8 de junio (el 12 su rival será Alemania y el 17 China), después de ganar a Brasil por primera vez en un amistoso el pasado mes, España se enfrentará como parte de su preparación a Camerún el 17 de mayo en Guadalajara. Después, a tan solo cinco días de iniciar su andadura en la máxima cita planetaria, se medirán ante Japón, subcampeona en la pasada edición, en el último test de las internacionales. En los próximos días se conocerá la lista de convocadas en la que todo indica que estarán las vascas Irene Paredes (capitana del combinado español, que justo este lunes renovó dos años con el PSG) y la pichichi del Athletic Lucía García, quien no ha querido forzar en la recta final de la Liga tras sufrir hace un mes problemas musculares en el muslo. Una aventura en el país galo en la que también esperan estar las txuriurdin Nahikari y Mariasun Quiñones.