Fútbol

Una jugadora del Oviedo sufre depresión y nada más recuperarse se queda sin equipo

Una jugadora del Oviedo sufre depresión y nada más recuperarse se queda sin equipo
R. OVIEDO

La leonesa Yolanda Chamorro estuvo desde enero de baja y cuando regresó el club asturiano le comunicó que prescindía de sus servicios después de ocho temporadas

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

Todo un mazazo después de bajar a los infiernos. La hasta hace apenas unos meses capitana del Oviedo (primero Oviedo Moderno), Yolanda Chamorro, ha confesado en las redes sociales el motivo por el cual ha permanecido desde febrero de baja, alejada del equipo al que llegó con apenas 17 años, hace ocho temporadas. «Es el momento de ponerle nombre, una depresión que me dejó en fuera de juego durante un tiempo», ha reconocido la leonesa en su perfil de Twitter.

Una etapa de la que ha sabido sacar varias lecciones positivas. «Me ha ayudado a madurar como futbolista y como persona, a entender que en el fútbol y en la vida hay altos y bajos, a comprender que todo el mundo se puede recuperar sin avergonzarse por ello, por muy negro que se puedan ver las cosas. Pasar por un proceso así ha sido más duro de lo que esperaba, pero esto me ha hecho valorar las cosas más esenciales de la vida», añadió.

Una vez digerida su historia la ha querido hacer pública. Pero lo que podría haber tenido un final feliz, con la centrocampista de nuevo en los terrenos de juego y luciendo el mismo escudo con el que ha llegado a militar en la máxima categoría nacional -ahora están un peldaño más abajo, en la categoría Reto Ibedrola-, ha terminado con un desenlace inesperado para ella. Y es que pese a que el club en febrero había anunciado su baja, había puntualizado que ambas partes continuaban con su relación, pero todo cambió a principio de verano.

La jugadora y dirigentes de la entidad se vieron las caras en una reunión de la que la leonesa salió hundida. El Oviedo le comunicaba que no contaba con ella para el futuro, temiendo que pudiera sufrir una recaída, que volviera a pasarse varios meses en blanco. «Sabéis mi compromiso por y para este club, el cual me ha dado los mejores años futbolísticos de mi vida; donde he tenido la oportunidad de transmitir a las más pequeñas los valores importantes de la vida: la honradez, la honestidad, la confianza y por encima de todo priorizar a las personas sobre cualquier otra cosa. Nunca imaginé tener que decir adiós así».

La jugadora, que posee un grado de Derecho y el carnet de entrenadora UEFA B, ha recibido un aluvión de mensajes de ánimo en las redes sociales, algunos de jugadoras de la élite nacional, como fue el caso de la sevillista Virginia García. «Yo también tuve un bache en mi vida que me afectó a mi rendimiento futbolístico pero sí tuve el apoyo que a ti tu club te ha negado. Valiente te hace todo lo que has dicho en esas letras».