Francia 2019

Estados Unidos, tetracampeona del mundo

Las jugadoras de Estados Unidos levantan la Copa del Mundo./EFE
Las jugadoras de Estados Unidos levantan la Copa del Mundo. / EFE

Las norteamericanas revalidan título gracias a los goles de Rapinoe, de penalti, y de Lavelle en la segunda mitad

JONAY ANTÓN

Estados Unidos es de nuevo campeona del mundo, por cuarta vez en su historia, tras imponerse a una Holanda que aguantó hasta que Stephanie van der Gragt cometió un penalti inocente sobre Alex Morgan, decretado por la árbitra tras ser advertida por el VAR, al cuarto de hora de la segunda mitad.

La gran favorita debió esperar al segundo tiempo para imponer su superioridad tras una primera parte de máxima igualdad. Las holandesas salieron a presionar y no se dejaron amedrentar por el favoritismo de las estadounidenses. Les costó entrar en el partido a las entrenadas por Jillian Ellis, que sucumbieron a la presión alta de las 'leonas´. Por este motivo, Estados Unidos tuvo que idear jugadas con transiciones largas, buscando los desmarques de Alex Morgan o de Megan Rapinoe.

Por su parte, Holanda tenía claro que sus opciones pasaban por presionar y aprovechar los momentos esperados para ir al contraataque. Lineth Beerensteyn fue la 'gacela' que puso en dificultadas a las centrales norteamericanas. Sin embargo, esta idea no se transformó en ocasiones manifiestas de gol.

Además, no hubo un disparo a puerta hasta cerca de la media hora. Tuvo que ser en un saque de esquina lanzado por Rapinoe y que tras varios rechaces, Julie Ertz conectó un gran tiro que hizo intervenir a una de las grandes figuras del partido como lo fue la guardameta Sari Van Veenendal. En la recta final de los primeros cuarenta y cinco minutos fue cuando más sufrió el conjunto 'Orange'. Dos internadas consecutivas de Rapinoe en banda izquierda, que sacó su zurda carismática, estuvieron a punto de crear unos buenos sustos. Su primer centro lo remató Samantha Mewis viniendo desde la segunda línea y no acabó en gol por poco. El segundo lo aprovechó Morgan pero Van Veenendal y el palo evitaron el primer tanto del encuentro. No cesaba Estados Unidos y de nuevo la estrella del equipo pudo marcar desde fuera del área con un tiro potente y raso que hizo intervenir una vez más a la capitana holandesa.

2 Estados Unidos

Naher, O´ Hara (Krieger, m. 46'), Dahlkemper, Sauerbrunn, Dunn, Mewis, Ertz, Lavelle, Heaht (Lloyd, min. 87), Rapinoe (Press, min. 79) y Morgan.

0 Holanda

Van Veenendal, Van Lunteren, Dekker (Van de Sanden, m.73), Van der Gragt, Bloodworth, Groenen, Van de Donk, Spitse, Beerensteyn, Martens (Roord, min.71) y Miedema.

Goles
1-0: m. 61, Rapinoe, de penalti. 2-0: m.69, Lavelle.
árbitra
Stephanie Frappart (Francia). Amonestó a Dahlkemper, Spitse y Van der Gragt.
incidencias
Final del Mundial femenino de Francia 2019, disputada en el Parc Olympique de Lyon, ante 59.186 espectadores.

En los últimos minutos, Holanda respondió con algunas jugadas a balón parado que creó serias dudas en la línea defensiva de Estados Unidos, eso sí, sin provocar oportunidades claras.

Experiencia demostrada

La segunda mitad se inició de forma somnífera. Principalmente, porque hubo un choque entre Van de Donk y Becky Sauerbrunn que provocó una brecha a la central norteamericana que paró la disputa por unos minutos. Rápido desapareció ese estado anestésico del partido. Una acción de la defensa del F.C. Barcelona provocó la primera intervención del VAR en el encuentro. Stephanie Van der Gragt clavó los tacos en los brazos de Morgan y la colegiada, tras revisarlo en el monitor, señaló penalti. La pena máxima fue transformada por Rapinoe y por tanto, sumaba su sexto tanto en el Mundial.

Reaccionó Holanda. Vivianne Miedema realizó una jugada individual dentro del área visitante que hizo creer a las jugadoras dirigidas por Sarina Wiegman. Asimismo, Países Bajos perdió la organización defensiva y Estados Unidos lo aprovechó. Es lo que tiene la experiencia. Ocho minutos después del primer golpe, llegó el mazazo definitivo. Rose Lavelle condució una pelota por dentro al borde de la medular y batió a Van Veenendal para poner el dos a cero en el electrónico.

A pesar de la entrada de la carismática Van de Sanden, no funcionó el plan 'B' de las neerlandesas y los minutos finales fueron un quiero y no puedo. Es más, Estados Unidos pudo ampliar su ventaja pero no quiso seguir haciendo sangre en la herida porque ya tenían su cuarta Copa del Mundo en el bolsillo.