Fútbol

Campeonas del mundo pero sin ninguna victoria en los despachos

Las jugadoras denuncian un trato desigual respecto a la selección masculina, a la que superan en éxitos. /AFP
Las jugadoras denuncian un trato desigual respecto a la selección masculina, a la que superan en éxitos. / AFP

Las jugadoras de Estados Unidos no logran un gesto hacia ellas de su federación por lo que su demanda acabará resolviéndose, si no hay sorpresas, en un juzgado

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

En «punto muerto». Así es como afirman las jugadoras de fútbol de Estados Unidos que se encuentra su negociación con la federación norteamericana por la igualdad salarial, tras la mediación que se ha producido esta misma semana. Molly Levinson, portavoz de las futbolistas, aseguró que el grupo «esperará ansiosamente un juicio por jurado», evidenciando que no ha habido ningún acercamiento entre las dos partes.

Y eso que en plena final del Mundial de Francia, competición en la que el combinado estadounidense volvió a brillar, logrando su segundo título consecutivo y el cuarto de su historia, el grito de 'Equal pay' se hizo aún más atronador, dando la vuelta al mundo. Un hecho que se produjo cuatro meses después de que las 28 jugadoras de la selección presentaran una demanda conjunta por discriminación de género contra la US Soccer. Acordaron una mediación tras la Copa del Mundo, pero tras ella todo sigue igual.

«Fuimos llenas de esperanza pero hemos concluido las reuniones muy decepcionadas con la federación por querer perpetuar las condiciones y el comportamiento fundamentalmente discriminatorio en el lugar de trabajo. Está claro que tienen la intención de continuar compensando a las jugadoras menos que a los hombres», afirman, asegurando que su postura «no tendrá éxito». «Queremos que todos nuestros seguidores, patrocinadores, y todo el mundo sepan que no nos desanimamos».

Cifras engañosas

Un portavoz de US Soccer llegó a asegurar que «continuarán trabajando para encontrar una solución», pero las propias jugadoras aseguraron en una carta abierta a principios de esta semana que lo más beneficioso es que se produzca ahora la deseada igualdad de remuneración y condiciones de trabajo, sin demorarlo más. También aprovecharon para matizar las palabras del presidente de la federación Carlos Cordeiro, que el pasado mes afirmó que habían compensado a las mujeres «más que a los hombres en la última década». «Las cifras eran engañosas, incluían salarios para los equipos de la Liga Nacional de Fútbol Femenino».