Liga Iberdrola

Un Athletic gris se apaga en Valencia

Un Athletic gris se apaga en Valencia
ATHLETIC CLUB

Las rojiblancas empatan a cero ante el conjunto che en un duelo en el que no hubo muchas ocasiones y siguen sin encontrar la senda de la victoria

Beatriz Garnández
BEATRIZ GARNÁNDEZ

Había que ganar al Valencia para afrontar el parón con buenas sensaciones y para escalar posiciones en la clasificación. Tras los empates ante Real Sociedad y Betis el Athletic quería resurgir de sus cenizas y reencontrarse con el triunfo ante el conjunto che. Pero no pudo ser, tercer empate consecutivo del cuadro vizcaíno en un partido en el que estuvo muy lejos de su buen juego y donde se echaron en falta las ocasiones.

En la primera parte el Athletic sufrió para sacar el balón debido a la alta presión del cuadro valencianista. Las locales apretaban y estaban muy encima de las jugadoras roijiblancas, que no estaban cómodas con el esférico. El técnico del cuadro che había dejado claro a sus jugadoras a quién tenían que apretar: Lucía García. Y la jugadora vizcaína casi no dispuso de ocasiones para recibir el balón y poder generar peligro en velocidad.

0 Valencia

Valencia: Vreugdenhil, Jucinara, Van den Berg, Cubedo, Débora G., Gaitán, M. C. Nolasco, Sandra (Min. 69. Gio Carreras), Aedo (Min. 84. Lombi), Carol (Min. 60.Coleman) y Mari Paz.

0 Athletic

Athletic: Ainhoa, Moraza, V. Gimbert, Ainhoa A., Eunate, Damaris, M. Unzué, Cirauqui (Min. 87. Marta), Nekane (Min. 79. Leia), Erika Vázquez (Min. 91. Jone Ibáñez) y Lucía García.

Árbitro
Amy Peñalver. Amonestó a Carol del Valencia y a Eunate del Athletic.

El cuadro che ponía la intensidad y el vizcaíno trataba de zafarse de la presión con alguna que otra dificultad. No se encontraba el Athletic en el campo y se notaba. Fallaron más pases de la cuenta y sufrieron en los balones en largo a la espalda de las defensoras. De hecho, las pocas oportunidades que tuvo el equipo rojiblanco fueron con lanzamientos desde fuera del área por mediación de Damaris o Unzué.

Las de Agirre intentaban tocar y superar a la zaga local sin fortuna y las más claras del partido fueron para el Valencia, una con un cabezazo de Carol que atrapó Ainhoa Tirapu,y la otra de Maripaz que golpeó en el palo por fuera cuando ya se cantaba el gol en las gradas. Poco más que destacar en los primeros 45 minutos, en los que no hubo casi ocasiones para ninguno de los dos equipos debido al buen hacer de las defensas.

En la segunda parte el Athletic tenía que salir a por los tres puntos después de los dos tropiezos ante la Real Sociedad y el Betis, donde acabó cediendo un empate cuando tenían la victoria prácticamente en el bolsillo. Cuando aún no se habían cumplido ni cinco minutos Eunate se sacó un buen lanzamiento de falta que se colaba por la escuadra, pero Vreugdenhil, la guardameta valencianista, voló como si tuviese alas y evitó el tanto rojiblanco con un poco de ayuda de la madera.

Lejos de su nivel

Sin embargo, el buen lanzamiento de la lateral navarra pareció ser una jugada aislada y se volvía a repetir el guión de la primera mitad. Pocas ocasiones y muchos errores que detenían el juego. Solo las jugadas aisladas daban un poco de vida al encuentro. A la hora de partido Lucía García tuvo una buena oportunidad adelantar a las rojiblancas pero su disparo lo despejó la guardameta valencianista. En la siguiente jugada replicó el Valencia pero Aedo se entretuvo y no disparó cuando estaba sola delante de Ainhoa. Apretaba el equipo local e incomodaba a un Athletic que estaba muy lejos del juego que venía mostrando en los últimos partidos.

Noticias relacionadas

No hilaban tres pases seguidos las de Joseba Agirre ante la fuerte presión del conjunto che. El técnico rojiblanco demandaba a sus jugadoras más contundencia en las disputas de balón. En este partido parecía que la garra tan característica del cuadro vizcaíno se había quedado en Lezama. A falta de diez minutos para el final Mari Paz metió el miedo en el cuerpo a las rojiblancas con un disparo que a punto estuvo de colarse en la portería defendida por Ainhoa.

Al final empate a cero en un duelo en el que el Athletic no brilló y no dispuso de muchas ocasiones. Toca aprovechar el parón para tratar de recuperar la senda del triunfo y no desengancharse de la pelea por la tercera plaza que cada vez está más lejos. El próximo partido de las rojiblancas será en Lezama ante el Logroño el 13 de marzo. Agirre tiene dos semanas para preparar el encuentro ante el cuadro riojano y reencontrarse con la senda de la victoria después de haber cosechado tres empates consecutivos.