Dos trayectorias opuestas antes del derbi

Dos trayectorias opuestas antes del derbi
BORJA AGUDO

La Real Sociedad llega invicta al derbi del domingo del Reale Arena mientras que el Athletic solo ha ganado uno de los cuatro partidos de Liga

Beatriz Garnández
BEATRIZ GARNÁNDEZ

No ha empezado con buen pie el Athletic esta temporada. Las rojiblancas solo han logrado un triunfo en las cuatro primeras jornadas y han perdido tres encuentros. Este domingo (16 horas), el Reale Arena -antiguo Anoeta- se vestirá de gala para volver a acoger, un año más, el derbi vasco entre el cuadro vizcaíno y la Real Sociedad. Será el decimoquinto partido de liga que enfrente a leonas y txuriurdin en territorio donostiarra, y el tercero que se disputa en estadio de la Real.

No lo tendrán fácil las pupilas de Villacampa, ya que delante tendrán al conjunto donostiarra, que no ha perdido esta campaña -dos victorias y dos empates- y que llega con la motivación de jugar en el campo del primer equipo ante su público. La Real Sociedad se ha impuesto al Espanyol y al Betis en las dos últimas jornadas de Liga y empató con Valencia y Levante, por lo que ocupan la quinta posición en la tabla con 8 puntos. En el otro lado de la balanza está el Athletic, duodécimo con 3 puntos.

El equipo dirigido por Gonzalo Arconada mantiene la base de la pasada campaña en la que demostró muy buen nivel y en la que se alzó con la Copa de la Reina ante el todopoderoso Atlético. Entre los fichajes que han realizado las donostiarras destaca el de Clau Blanco, procedente del Betis, el de Bárbara Latorre, del Barcelona, y el de la joven Ana Tejada, del EDF Logroño. En el apartado de salidas destacan la marcha de 'Chini' Pizarro al Logroño, y de Paola Soldevila al Espanyol.

El cuadro txuriurdin llega al derbi con la duda de su delantera estrella Nahikari García, que tuvo que abandonar la concentración con la selección española por un traumatismo en su pie derecho y se recupera en las instalaciones de Zubieta. La delantera española trabaja para llegar en las mejores condiciones al duelo ante el Athletic.

Derrota en la Euskal Kopa

El cuadro vizcaíno y el donostiarra son dos viejos conocidos y se han enfrentado en múltiples ocasiones, la última, el pasado 24 de agosto en la final de la Euskal Herriko Kopa, donde el conjunto txuriurdin logró una victoria por 3-0 en un trofeo que históricamente ha sido mayoritariamente rojiblanco, por lo que el Athletic no se puede confiar.

En la pasada campaña, en el derbi disputado en Anoeta, al cuadro entonces entrenado por Joseba Agirre le penalizaron los errores. A pesar de que las leonas se fueron con un 0-2 a favor al descanso, el equipo guipuzcoano puso las tablas en la segunda mitad para firmar un empate.

Mucho tiene que mejorar la escuadra dirigida por Villacampa si quiere dar la vuelta a la situación aunque la historia favorece a las rojiblancas. Y es que de los 14 partidos disputados en tierras guipuzcoanas, ocho se han saldado con una victoria, cinco acabaron en empate, y solo en un ocasión, en la temporada 2016-2017, el Athletic salió derrotado de Zubieta por 2-0. Ahora, tras el parón por selecciones, el cuadro vizcaíno buscará revertir la situación y empezar una buena racha de resultados que les haga engancharse en los puestos de arriba de la clasificación. Precisamente en la pasada campaña, el derbi, que también se disputó en la quinta jornada, marcó un antes y un después, y es que el Athletic se impuso por 2-1 en Lezama y a partir de ahí, acumuló once encuentros sin conocer la derrota -ocho triunfos y tres empates-. Un partido en el que el sentimiento tiene que llevar al cuadro rojiblanco a lograr la victoria.